Martes, 19 de Enero de 2016

De Matías Puricelli
“Posdata, espero no sea tarde”, cuenta la historia de cuatros personajes de edades ya avanzadas y cada uno con una enfermedad diferente, Romeo, Aída, Manuel y Héctor. Todo sucede dentro de la sala de un hospital que los tiene como habitantes hace ya un tiempo largo.

Cuenta un momento, un instante en que el azar hace que algo cambie, que la historia se renueve, que exista una segunda oportunidad.

El médico y la enfermera a cargo de estos pacientes son la autoridad, la lucidez y el pasado. Imprimen en el espectáculo un código distinto, una suerte de espejo de la vida de los ya mencionados enfermos.

Todos son una pieza inevitable e indispensable, una suerte de puente entre lo que fue y lo que hubiesen querido que fuese.

“Posdata, espero no sea tarde” es un espectáculo sutil, tierno, despojado e intenso.

Una puesta en escena aparentemente convencional pero que constantemente se ve atravesada por códigos mas habituales en la comedia musical.

Es una obra que pregunta pero no responde, que busca el riesgo y que encuentra el abismo y que lo camina. Son sencillamente seis vidas, atravesadas por la ficción.




e-planning ad