Lunes, 18 de Enero de 2016

La Shakespeareanaes ante todo producto del deseo de sus artistas. Trabajar los textos de Shakespeare fue la iniciativa que puso en marcha el proyecto. El espectador es invitado a integrar un espacio común que se va conformando, acaso, por fuera del ámbito del teatro tradicional, pero sin dejar de lado los elementos sustanciales que hacen al acontecimiento teatral. De este modo, la puesta propone evocar un ámbito de encuentro para el que no se requiere de grandes recursos técnicos, sino que por el contrario, es esta austeridad la que contribuye al momento de componer el espíritu de la obra, es decir, hacer de “La Shakespeareana” una tertulia.




e-planning ad