Domingo, 17 de Enero de 2016

De Anabella Blanco, Niní Marshall

Blanquita Vélez, costurera de condición humilde, esta viviendo una “catástrofe afectiva y económica”. Vive en una triste pensión con su “madre”, mujer que siempre fue de carácter intolerante y que ejerció sobre Blanquita violencia verbal, emocional y en circunstancia física.
Blanquita trabaja en una fábrica y por la noche hace changas de costura por unos pocos pesos y así se le va la vida entre puntadas, capatazas, viviendas estrechas, trenes y colectivos; quiere escapar, vive escapando.
Para intentar tapar la música repetida de todos sus días enciende la radio y se relaciona con Niní Marshall, de a poco, sus horas comienzan a poblarse de colores, “los colores de Niní”…
Esta es la historia de un ser gris, que sueña con otra realidad de la que posee. Es una historia de soledad, negaciones y frustraciones; pero también habrá encuentro…y risa…por supuesto de la mano de los mas entrañables personajes de nuestra querida Niní.

Este es un profundo y respetuoso homenaje a la artista que permite desde su riqueza el vuelo de la imaginación de otros creadores en un viaje impensado pero posible.





e-planning ad