Martes, 02 de Febrero de 2016

De Hugo A. Ramos

Acusado de exceso bestial, lujuria y asesinatos, Hernán Cortes transita con pasión y temeridad la ratificación de su conducta como conquistador y destructor de Tenochtitlán.
El juicio de residencia fue un procedimiento judicial del derecho castellano e indiano, que consistía en que al término del desempeño de un funcionario público se sometían a revisión sus actuaciones y se escuchaban todos los cargos que hubiese en su contra. El funcionario no podía abandonar el lugar donde había ejercido el cargo, ni asumir otro hasta que concluyese este procedimiento.
Hernán Cortés, la lengua de la Malinche. Malinche dicha Cortés. Cortés- Malinche, interpretado por Raquel Albéniz, reclama para sí toda la fuerza sensual y pasional del destructor y de la tragedia de la conquista. Un juego de ambigüedades en simbiosis con la Malinche. Es este Hernán Cortes, desafiando una corte hipócrita, el que elige su propio destino: ser lo que es. Un juicio poéticamente histórico atravesado por la voracidad y atrocidades del imperio español.

Duración: 40 minutos




e-planning ad