Miércoles, 09 de Noviembre de 2016

De Daniel Dalmaroni

¿Cuales serían las consecuencias si un grupo de autoayuda de asesinos seriales se descontrolara? Si esto sucediera en un grupo de autoayuda de alcohólicos, si uno de sus miembros se descontrolara de golpe por el síndrome de abstinencia, lo más peligroso que podría pasar es que se fuera de la reunión a emborracharse. En cambio, en un grupo de autoayuda de asesinos seriales, el efecto podría convertirse en una tragedia.

SPLATTER ROJO SANGRE, una comedia nacional clase "B", transita esta situación con marcado humor negro, efectos especiales y actuaciones "hiper naturalistas", otorgando verdad a la situación disparatada que viven los personajes. Lo que para el espectador es gracioso, para los personajes es una tragedia, pese a que están naturalizados con la muerte.

La pieza opera, además, como metáfora de la Argentina, la naturalización de la violencia y sus consecuencias destructivas de la Nación. "Este país no tiene remedio" es una de las últimas frases de la obra y otra de ellas, sobre el final dice: "Ya nada me asombra. En un mundo tan violento, la discusión más banal puede terminar en una tragedia".

SPLATTER ROJO SANGRE, una comedia nacional clase "B", está basada en un texto escrito por Daniel Dalmaroni, sobre una idea propia y el trabajo con los actores que componen el elenco.

Este espectáculo formó parte del evento: Buenos Aires, Sala Abierta

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad