Lunes, 24 de Octubre de 2016

De Dennis Weisbrot
Durante sesiones con un psiquiatra, un adicto evoca distintas situaciones de su pasado mezclándolas con comentarios de su madre y de su hija, quienes aparecen desde los recuerdos, cruzando por sobre los acontecimientos de la realidad con la misma fuerza de los hechos presentes. Daniel, este adicto, se encuentra en las primeras etapas de recuperación: la negación de la furia. Período en que él sigue idealizando su vida auto-destructiva y su mito personal, resistiéndose a romper con su pasado y a empezar uno nuevo.
El psiquiatra en cambio, sueña con su futuro próximo, retirado de su profesión y disfrutando del placer de nuevos bienes. En un clima de viejas técnicas “terapéuticas”, las sesiones llevan a Daniel narrar su primer contacto con anfetaminas, su primeras relaciones sexuales su conducta en la cárcel y hasta dueño de una desmedida lucidez trata de asociarse con el psiquiatra para la conducción de la clínica que lo alberga. Transitan esta “sesión de terapia” los personajes que emergen de la misma narración,
generando una trama de acciones sobrepuestas y creando testimonio de las vivencias que marcaron a este adicto.
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad