Domingo, 24 de Julio de 2016

BIOGRAFIA INTI ILLIMANI
En 1967, en una peña folclórica de la Universidad Técnica del Estado, sin siquiera ponerle un nombre al grupo, cuatro estudiantes de ingeniería comenzaron a tocar juntos, atraídos por la belleza de la música latinoamericana. Su nombre los encontraría unos meses más tarde, cuando les proponen llamarse Inti-Illimani, que en lengua aymara significa Sol del Illimani, en honor a la magnífica montaña que resguarda la ciudad de La Paz.
Ya bautizada, la banda comienza a tomar forma y desarrollar el espíritu profundo e innovador que transformaría la Nueva Canción Chilena. Desde el primer año, Inti-Illimani estuvo marcado por la búsqueda por enriquecer su música y la exploración de nuevos sonidos, así como la voluntad de llevar esas melodías tan lejos como sea posible. Esta nómade itinerancia no acaba hasta hoy, y los han llevado a recorrer 54 países de las Américas, Asia, Europa y Australia.
Ya en 1968, su talento y visión musical comienza a ser reconocida, recibiendo invitaciones a participar en el compilado "Una voz para el camino" (donde participan con "Juanito Laguna remonta un barrilete" y "Huajra"). Durante una gira a Bolivia en 1969 graban su primer disco "Si somos americanos", que sería seguido por "Inti-Illimani", registrando algunas de sus canciones más recordadas, como "Simón Bolívar", "El canelazo" y "La fiesta de San Benito." En el disco de 1971 "Autores chilenos" comienzan a incluir sonidos locales como en "La exiliada del sur", "Run-Run se fue pa'l norte", "Ya parte el galgo terrible" y "Lo que más quiero". La colaboración con destacados compositores nacionales, que se hizo constante desde entonces, enriquece los alcances musicales y consolida el reconocimiento al grupo.
En julio de 1973 parten a una gira por Europa y Asia. En Italia los golpea el 11 de septiembre, y ese país los acoge, desde ese día y por 15 años, con cálida solidaridad. En el exilio, el disco "¡Viva Chile!" surge como un llamado a Europa a mirar al sur y, en él, la canción "Alturas" se vuelve un hito.
En Europa, Inti-Illimani se vuelve una voz que despierta la empatía y apoyo a la causa chilena. Graban "La Nueva Canción Chilena" en 1974, "Hacia la libertad" en 1975, "Chile resistencia" en 1977 (donde aparecen temas como "Luchín" y "América novia mía"), y, ya en 1978, graban "Canción para matar una culebra" (que incluye "Vuelvo", tema que se convirtió en un himno del exilio). Son años intensos, con giras por más de 20 países y varios conciertos a la semana, que permiten la expansión de su música.
En estos años exploran los ritmos africanos que pueblan el continente y quedan plasmados en la canción "Samba Landó". De igual forma, el tiempo en Europa comenzó a reverberar en el sonido de Inti-Illimani, y en 1981 graban el disco "Palimpsesto" (que incluye "El mercado de Testaccio"). En 1984 graban "Imaginación", antología instrumental que da vida a su primer Disco Compacto, y en 1986, la colaboración y amistad con los talentosos guitarristas John Williams y Paco Peña culmina con la grabación de "Fragmentos de un sueño".
El 18 de septiembre de 1988 se concreta el sueño tan largamente esperado y vuelven a casa. Miles de personas que habían encontrado en su música un espacio común ante la angustia los esperaban en el aeropuerto y los acompañaron en una jornada inolvidable de música y reencuentro. En esa época, son invitados a participar en el tour mundial de Amnistía Internacional, y en el Festival de la Canción de Berlín, pocas semanas tras la caída del Muro. Durante los siguientes años, Inti-Illimani viajó en extensas giras y, como embajadores culturales, fueron parte de la misión del país en la Expo Sevilla '92 (donde presentaron el disco "Andadas").
La búsqueda de sonidos más abarcantes y complejos los llevó a colaborar con diversa Orquestas Sinfónicas, experiencia se vería reflejada en la cantata "La rosa de los vientos" (presentada en el 19° Jamboree Mundial de Scouts realizado en Picarquín, Chile, en 1998), y el disco "Inti-Illimani sinfónico". Poco después, presentan el álbum "Amar de nuevo", y participan de tributos al viejo amigo Víctor Jara: uno en Londres (junto a Emma Thompson y a Peter Gabriel), y posteriormente en Santiago, con el disco "Inti-Illimani interpreta a Víctor Jara".
En 2004, Inti-Illimani se presentó por primera vez en la gran fiesta musical del país: el Festival de Viña del Mar, logrando todos los reconocimientos del público. En septiembre de 2008 conmemoran los 100 años del natalicio de Salvador Allende con un concierto de 100 canciones, que durante más de 8 horas continuas cautivó a cerca de 10 mil personas frente al Palacio de La Moneda.
La aventura musical continuó en 2010 con el disco "Meridiano", en que descubrieron nuevas texturas junto a la cantante franco-canadiense Francesca Gagnon, la voz de "Alegria" del Cirque du Soleil. Los 45 años del grupo fueron la excusa para reunir a grandes amigos con dos conciertos que dieron vida al disco "La Máquina del tiempo".
Siempre comprometidos con las grandes causas que afectan al país y al mundo, han aportado con su música a importantes movimientos de respeto a la naturaleza, los Derechos Humanos, la libertad, y las grandes causas sociales. Llevando su compromiso más allá del discurso, en 2013 apadrinaron un colegio público de un barrio vulnerable que sería cerrado por falta de recursos y estudiantes, convirtiéndolo en un colegio artístico que hoy atiende 260 niños y jóvenes.
En medio de viajes y presentaciones, el grupo vive un intenso proceso de renovación. Todos estos cambios otorgan una nueva frescura y libertad al grupo, que se abre a explorar nuevos ritmos, en la misma búsqueda que ha inspirado al espíritu de la banda desde su fundación. Talentosos músicos han formado parte de la banda que, en la actualidad, se encuentra compuesta por Jorge Coulon, Marcelo Coulon, Manuel Meriño, Efrén Viera, Daniel Cantillana, Christian "Búho" Gonzalez, Juan Flores Luza, César Jara y Camilo Lema.
Inti-Illimani no se detiene, busca, explora, descubre, construye: nuevos sonidos, nuevas texturas, ya sea en un antiguo rincón olvidado de las raíces o en la colaboración con artistas que aporten frescas brisas musicales. Con la llegada de "Teoría de Cuerdas" en noviembre de 2014, la discografía de Inti-Illimani alcanza la impresionante cifra de 36 álbumes. En su larga y aún fecunda historia, el grupo demuestra que es posible conciliar el respeto a los orígenes, el compromiso social y la innovación musical.

Clasificaciones: Otros géneros




e-planning ad