Jueves, 28 de Enero de 2016

De Sergio Boris
Algunas ideas sobre “La Bohemia”

La ceguera como maquinaria que provoca voluntad en los personajes, que los excede y así los determina. Como un destino cruel que flota sobre la cabeza para señalar el camino hacia la aniquilación final. La “condición” los atrapa y los hace caer. Y sólo queda caer, desesperarse, cuidar el pellejo, hundir al otro, volverse peores y sentir esta caída como un valor .Tener orgullo por estar en el pozo Ciego he sido creado, no privado de algo sino dotado de ceguera y jerarquizar el sufrimiento.
Y entonces hay que soportar y ahí, aparece la mentira: Una construcción berreta y vergonzante, pero único territorio de combate. Ser en lo falso. Producir algún instante alocado y creerlo.

Acerca de la construcción

Inspirado en el texto previo de La Bohemia, la dramaturgia estuvo siempre ligada a la dirección. Improvisaciones dirigidas, escrituras y reescrituras, conformaron un trabajo de casi dos años.
Trabajamos con la Biblioteca Argentina de Ciegos en lo referido al Braile para escaparnos de la interpretación y la parodia.
Construimos sobre la textura del realismo para finalmente hacerlo explotar por dentro. Un realismo que comienza a deformarse, a romperse entrando en zonas donde el tiempo y el espacio ya son otros (con otra lógica).
Esta alteridad tiempo-espacio está provocada por energía de actuación. Sin sujeción a ningún relato literario trabajamos sobre el mundo, sobre el suceso para producir relato teatral. Texto, ritmo, luz, espacio y tiempo como procedimientos teatrales al servicio de la actuación. El ciego real como excusa para componer, para extrañarse. La composición legitimada no en su carácter de fidelidad a la vida sino al lenguaje teatral.
No se alude al padecimiento de ser ciego. No se habla de la angustia. Se la vive. No hay ahí nobleza de sentimiento sino patetismo y ridiculez.
La ceguera está en los procedimientos: en el manejo del espacio, en la acción de los personajes. La ceguera entonces no desea ser trascendente a la obra sino que se justifica sólo dentro de ella. La ceguera entonces es ceguera teatral.

Este espectáculo formó parte del evento: IV Festival Internacional de Buenos Aires
Este espectáculo formó parte del evento: 5to Festival Estival de Teatro de San Martín de Los Andes





e-planning ad