Domingo, 24 de Enero de 2016

De Ana Woolf

Compañía Crearte

Una pregunta: ¿qué te mantiene vivo cuando sentís que tus esperanzas de vida van desapareciendo una a una? El sueño. El sueño de una Patria justa, de un libro que logrará convertirse en tu herencia, de tu compañera o compañero que tal vez te sobreviva y pueda llevar tu última palabra a tus seres queridos. El recuerdo. De lo que fue. De lo que deseaste cambiar, de lo que quisiste sostener. De lo que comenzaste a hacer crecer. El recuerdo de lo que te sostuvo en tus creencias. La posibilidad de escapar, la planificación de un viaje que te lleve más allá de esa puerta que cerraron delante de tus ojos y te condenó al exilio de vos mismo. Partiste. Te hicieron partir.. Hacia un lugar sin césped que cubra tu cuerpo sin una piedra colocada a tus pies. El último sueño tal vez, un viaje en busca de esa tierra, de esa piedra donde sentarte finalmente a descansar. Fin del viaje.





e-planning ad