Domingo, 31 de Enero de 2016

Gracias y desgracias de sus gracias las "Carrasco", en Lavapiés. Un barrio auténtico, de gente auténtica, con problemas y sueños auténticos y en el que la Escalera de Jacob te abre sus puertas.

En Lavapiés, mezcla de culturas y de estilos, una ciudad dentro una ciudad, no podía vivir en otro sitio nuestra familia. No hay otro sitio donde pasen desapercibidos piercings, carros de la compra de lunares, extensiones de pelo fucsias, botellines y porros, un escapulario… un “te quiero” y un “¡coño!” aquí suenan igual y nadie te mira mal cuando lo dices…

Entras en un círculo que empieza con la señá Gregoria que viene del pueblo a buscar un mejor futuro para sus hijas (la Goya y la Asun) que a la vez buscan un mejor futuro para ellas y la pequeña de la familia (la Goyita), que a su vez….





e-planning ad