Miércoles, 19 de Octubre de 2016

De Sacha Barrera Oro

Un grupo de mujeres interpreta libremente el imaginario de las obras de Aristófanes. Otras, toman decisiones en Grecia.

Oráculo, máquina implacable con aquellos que intenten saber más de lo que todavía no han vivido.

Un poquito de prehistoria (Des tiempos de una versión demasiado libre)

Este es el resultado de un experimento dramático, algo así como: …un relato entre las orillas de un mismo río. Los que andan por las márgenes ven el otro lado muy difuso, un detalle no menor a la hora de saber que esto es una comedia.

Breve reseña de un experimento

El relato se ordena mientras avanza. Tal vez así funcione la historia. O posiblemente así nos gustaría que fuera. Así funciona este experimento.

Lo que está a destiempo suele no servir para nada, en el paisaje todo es una señal. Los personajes de esta obra salen a desparramar efectos para confirmar su causa.

Tal vez las luchas de clases no sean el único motor que mueve al mundo, sino también la lucha entre las ficciones que quieren imponerse como realidad. O simplemente la estupidez, el motor de todas las cosas… El deseo y el amor quizás no puedan ordenarse. Acaso misión monumental y autoimpuesta.

Siempre han existido oráculos. Estos se han caracterizado por su exactitud y ambigüedad… rara vez por escatimar en crueldad para todos aquellos que quieran consultarlos. Algunos de ellos fueron muy conocidos, otros anónimos, improvisados, e incluso muy poco probables. Una suerte de artefacto de fe, mecanismo antiguo… Viejo teatro que se las da de pariente recién llegado.

Cretinas que alternan con buena gente… Sí, es verdad. Muchas veces nos cuesta diferenciar quién es quien.

Aquí no estamos para dar soluciones (aunque quisiéramos), pero por lo menos algo de piedad cómica nos queda.

Cuando la tragedia de unos es la comedia de otros, todo se complica…

Duración: 75 minutos
Clasificaciones: Comedia




e-planning ad