Domingo, 17 de Enero de 2016

De Anton Chejov

El viejo Vacilich Svetlovidov es un cómico y está en el ocaso de su vida. Ya no es el que era.
Acaba de recibir un homenaje en el que ha interpretado a otro viejo, Kalkax..
La noche lo sorprende en el camarín de un destartalado teatro de provincias donde se ha producido el homenaje.
Tras la representación, los aplausos.
Y después, la inacabable secuencia de vacío, soledad, angustia, alcohol y sueño, por fin sueño.
Se ha dormido . Y cuando despierta se encuentra más solo aún.
Todos se han ido, olvidándolo en el camarín.





e-planning ad