Viernes, 09 de Septiembre de 2016

Simulacro es un descenso a los intersticios del discurso nacional hegemónico, develando las grietas, los espacios en blanco, los silencios y los excesos, de esta entidad supuesta o idealmente coherente que se presenta como el Estado-Nación.

Simulacro pretende ser un retrato vital, fresco y sincero de Chile, que busca desde la crueldad, la ironía y el humor reflexionar sobre la identidad de nuestro país."

A través de un montaje fragmentado, se indaga en cuál podría ser la identidad chilena y se plantea la huida completa de la historia como elemento integrador: el indio pícaro; el hijo de un detenido desaparecido que no puede entrar al Estadio Nacional; el niño que tira piedras a los autos; el patriotismo exacerbado de una nación; el actor que no tiene talento; la receta de unas humitas; un oso panda que no tiene opinión; el inmigrante que trabaja en una multitienda y que muere con un televisor plasma en sus manos; el casting para buscar a los actores que interpreten un drama real; una mujer que necesita urgentemente sentirse chilena, unos humoristas de TV decadentes; los actores que se cuestionan cuál es su rol en el teatro.

Simulacro se estrenó en 2008 en la Sala White Sessions (Ex Café sonoro) de Santiago de Chile y recibió, entre otros reconocimientos, el premio a la Mejor Interpretación masculina en el VIII Festival para Directores Teatrales organizado por la Universidad de Chile.

Este espectáculo formó parte del evento: Chile Emergente en Buenos Aires





e-planning ad