Viernes, 21 de Octubre de 2016

De Eduardo Bertaina

UNA CASA, DOS PERSONAS, UNA HISTORIA SIN CONTAR.

La joven Muriel llega a una casa de Buenos Aires desde Francia donde vivió toda su vida. Se encuentra con Pastor, un hombre maduro que regentea un hotel-pensión que funciona en una vieja casa de Balvanera. En el patio de la casa hay una imagen de San Sebastián; los devotos del barrio la veneran. Entre Muriel y Pastor nace una relación extraña, intrigante que, al desplegarse, develará sus vidas y vínculos pasados.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad