Domingo, 31 de Enero de 2016

La obra se desarrolla en el túnel de un subterráneo, un espacio que provoca sensación de agobio, de vacío, el calor que sofoca... en ese ámbito se produce un simple encuentro entre un hombre y una mujer, donde se mezclan la esperanza, la indecisión y los deseos ocultos de estos personajes Podría pasarle a cualquiera. Un enfrentamiento entre la razón y la locura. Una propuesta con momentos de humor y dramatismo.




e-planning ad