Viernes, 15 de Enero de 2016

De Mariano Pauplys, Emanuel Zaldua
El cabaret “Las Huries” no es ni el cielo ni el infierno, ni siquiera el purgatorio… es un “deposito” de almas condenadas. Garrick, Uzza y Azael han cambiado su alma por la posibilidad actuar todas las noches. Pero ser desalmados les impidio disfrutar de los aplausos. Hartos de presentar su show de magia se suicidan, condenandose a repetir en muerte lo que mas odiaban en vida… hacer su show como todas las noches, de todos los dias de, todos los años. Pierre, el anfitrion, es quien controla que diviertan a los ocasionales clientes del cabaret (el público). Cansados de la eterna repetición intentan cambiar las cosas, sin advertir la presencia de Asmodeo, un habitue del lugar que oculta un secreto.




e-planning ad