Jueves, 19 de Enero de 2017

De Freddy Virgolini

NAVENSAMBLE Compañía de teatro (España)

El Soplón de Dios es un unipersonal en tono de comedia dramática con un gran trabajo psicofísico, donde el Soplón se presenta como el mismo Lucifer, cuestionando su tarea de hacer el Mal entre los humanos.

Con el deseo de abandonar esta tarea, pero ante el silencio de la conciencia, debe encarnar a su pesar a un fascista, el propio mal en el hombre inmerso en un sistema patriarcalista, con sus ambiciones de poder, y su vanidad, cuestión que sirve luego al Soplón para replantearse a través de una teatral catarsis, el mal dentro de uno mismo y la posibilidad de evolución si se conecta con sentimientos que tengan que ver con el mundo femenino.

Máscara neutra, un vestuario minimalista y objetos se transforman permanentemente durante la acción dramática.

El Soplón teatraliza situaciones, debatiéndose entre el bien y el mal, como una forma de encontrar una posibilidad evolucionada de actuar en el planeta.

Cuenta con una interpretación muy gestual y un texto rico y vivo, que son frases "destrozadas" de autores inmortales como Shakesperare, utilizadas en función de una acción dramática cuya autoría pertenece al intérprete.





e-planning ad