Sábado, 16 de Enero de 2016

De Griselda Gambaro

"Arduo es no dormir si el sueño no da respiro a la conciencia. Por suerte la mía está detrás de una puerta de hierro, mil cerrojos, y mi amor por Macbeth no dejará que la atraviese. ¿Qué no haría yo por él?"

En palabras de la propia Gambaro: "En este nuevo texto, el motor que mueve a Lady Macbeth no es tanto la ambición de poder sino el amor. Un amor tan absoluto hacia Macbeth que ella no puede reconocerse a sí misma ni tener palabras propias. Por amor a Macbeth rechaza ver la realidad del crimen, la percibe y la impugna en un tumulto constante del sentimiento y la razón, de la conveniencia y de la culpa.

La obra deja una cantidad de interrogantes sobre el poder, el amor y la ambición para que el espectador no la olvide fácilmente.





e-planning ad