Lunes, 17 de Octubre de 2016

De Richard Kalinoski
Esta obra habla del poder transformador del amor. Cuenta sobre Aram Tomasián (Manuel Callau), ciudadano armenio que llega a los Estados Unidos huyendo del caos y el horror de la matanza de sus padres por el genocidio cometido por los turcos contra el pueblo armenio entre 1915 y 1923. Huérfano y solo en el mundo, tiene un sueño y está dispuesto a todo para hacerlo realidad: quiere construir una familia. Desde Estados Unidos se casa por correspondencia con Seta (Malena Solda), a quién conoce sólo por una fotografía. La obra comienza cuando ella llega a su "nuevo mundo", y Aram descubre que es solo una niña de 15 años. Atravesando prejuicios y convicciones religiosas, se enamoran rápidamente. Aram quiere tener un hijo, pero la naturaleza y la realidad de la vida le juegan una mala pasada: Seta no puede quedar embarazada. Tiempo después, viviendo en un barrio con inmigrantes italianos y polacos, conocen a un chico de la calle de 13 años –Vicente (Martín Slipak / Emiliano Dionisi en algunas funciones)- , con el que rápidamente establecen un vínculo que se transformará, poco a poco, en la cristalización de aquel sueño: ser familia otra vez.




e-planning ad