Inicio | Foros | Castings | Cartelera | Cursos |
Buscar  en 
Nuevos usuarios
Para particiar debes ser un usuario registrado.
Registrarse es gratis y muy rápido.
Usuarios existentes
recuperar clave

Foros > Intercambio con Autores

#1 Corina Pantano Publicado el 07/10/2005 a las 19:27:37 busco monologos

no muy largos, para ser interpretado por el sexo femenino.
desde ya muchas gracias.
#2 Compañia de Teatro Dámaso Ogaz Publicado el 08/10/2005 a las 12:54:22 Re: busco monologos

TITULO:” YO Y LA OTRA, LA OTRA Y YO

Autor: Renny Loyo acarigua-estdo portuguesa-venezuela

Ella: Mi nino, mi nino, ¿Dónde estas gato hermoso?¿Por qué no sales a mi encuentro como otras veces? Mira, te traje lo que tanto te gusta(Maúlla como un gato) Miau,miau. Anda bebé ¿Donde estas? Ah, otra vez deje la ventana abierta. Un día de estos, de seguro, te iras detrás de una gata loca y me abandonaras. Así es la vida. Pero no importa. Tú eres fiel, cuando tengas hambre y necesites el calor de mi cuerpo, entonces vendrás, buscaras mis caricias y yo te las dare igual(Va al mueble se quita los zapatos, se masajea los pies, sé quita las medias, las tira, va al equipo de sonido, lo enciende. Se escucha una vieja canción. Ella danza eróticamente al mismo tiempo que va y enciende la computadora. Luego se dirige a la cocina. se escucha el abrir y cerrar de la puerta de una nevera y el agua caer en un vaso. Trae un vaso con agua bebe, se acerca nuevamente a la computadora, busca algo en la computadora, luego muy sensualmente se dirige al ventilador, ubicado detrás del mueble en el procenio del lateral izquierdo. Va al espejo se peina y mientras se peina se queda mirando sorprendandida.) ¿O tra vez tu? Dejame en paz, no te metas con mi vida. ¿Qué te importa el color de mi cabello? Ese, no es tu problema, ¿Qué te importa el rimel de mis ojos? ¡Dejame quieta! Hace años que te dejé allá en el fondo de mi vida. ¡No me molestes! ¡No me fastidies vale! Ah, ya sé, lo que pasa, es que tu me tienes envidia, ¡Eso es! Claro, porque te dejé allá en un rincon, dondé nadie puede verte, y por que todo el mundo me vé a mí, a la mujer exitosa, la mujer llena de felicidad, a la mujer que siempre está alegre, que siempre está cantando, silbando. No, silbando, no, estee, tarareando canciones, ¡Eso! Tarareando canciones. Es que soy...¡Ah, la computadora! Debo hacer un trabajo que me quedó pendiente en la oficina. Mañana tengo junta. ¡Sí señor! Ah, soy una estrella (Rie) ¿Es que no sabias que soy la gerente? ¿Lo oyes? ¡La gerente! La que manda pues, la que manda. Ahora, ya no me gobiernan, nadie me asusta, ya nadie me apaga la luz y me cierra las puertas, nadie me amarra y me encierra en el closet, soy libre, libre, soy una mujer exitosa ¿Oiste? ¡Exitosa! (Pausa. Ella va al centro. Un cenital azul recae sobre ella, baja la cabeza y el pelo hondea hacia delante.) La otra:¿Exitosa tú? Nunca te has valido por ti misma, estupida. Todo lo que has logrado a sido sobre mí, has pasado por encima de mis sentimientos, has escondido toda la amargura que llevo por dentro, has metido debajo de la alfombra todo los malos recuerdo de mi infancia, de mi adolecencia, ¿Crees que te vas a liberar de mí? Estas equivocada, juré vengarme de todos que me la hicieron imposible, jure vengarme de mis hermanas, de mis hermanos, de mis tios, de mis sobrinos, de todos los familiares que me hostigaron y me atormentaron cuando era una niña. ¿Es que acaso no recuerdas cuando nos encerraban en el closet y se iban todos y nos dejaban en la oscuridad? ¿Es que no te acuerdas de todas las desgracias que sufrimos, es que no te acuerdas cuando el tio juan nos manoseaba, y acariciaba nuestros pequeños senos morbosamente? No te acuerdas, cuando nos besaba en los labios e intentaba imtroducir su lengua en nuestra boca ¡Sucio! No te acuerdas de su mal aliento, siempre cerca de nuestras narices. Aun siento el olor a mierda. ¡Miserable! ¡Eres una estupida! Al no comprender que ha llegado el momento. Que la liberacion de la que hablas no es porque eres exitosa, eso es falso, eres una falsa, has traicionado tu conciencia, tu verdadera conciencia y esa soy Yo. (Pausa. La sigue y la cosa con fuertes palabras.) ¿Con cuantos hombres te has acostado? ¿Por qué, siempre andas detrás de hombres menores que tú¨? ¿Se te olvida que pronto cumpliras treinta y cinco años? No eres más que una asalta cuna, pervertida, ¿Cómo se te ocurre salir a la calle con esos muchachitos? ¿Y yo? ¿Dónde me dejas, crees que no me ruborizo, que no me da pena lo que haces como si fueras totalmente libre? ¿Por que te vistes con esos colores tan escandalosos? Te has olvidado de los tonos que son para tu edad. Debes usar tonos frios, como por ejemplo, marrones, beiges, negros y el tradicional medio luto. ¿Por qué quieres detener el paso del tuiempo, embadurnando tu rostro? Me haces ver como una payasa. ¿Se te olvidó lo feas que eras? A tu edad, ya no tienes oportunidades. ¿Crees que podrás cuidar bebes y limpiarle los excermento? ¿No te has puesto a pensar que cuando tu hijo nazca y vea tu deformidad, preferirá morirse de un infarto que cargar esa cruz de ser hijo de una horrible madre? Serás la abuela más fea del mundo. No te has puesto a pensar en eso, se te olvidó, la fealda de nuestra adolescencia, de nuestra niñez. No voy a darte más oportunidades. No reviviras ni recuperaras el tiempo perdido. Nadie te querrá, cuando sepan quien eres realmente. Que has mentido sobre ti y tu deformidad. Te estas convirtiendo en una vieja verde. No permitiré que manches mi honradez. Tienes muchas ganas. No puedes privarte de tus necesidades fisiologicas. ¿No te basta con cagar y orinar simplemente? Tu crees que tienes hechizados a los hombres. ¡Hola hechizada! ¿Por qué con tus cualidades mágicas no impides las guerras, las injusticias, el hambre, los niños abandonados?
Ella: No soy una bruja. ¿Por què te burlas de mí? Tù no existes. ¿Oyes? ¿No existes? Sólo eres un mal recuerdo que no he superado de mi niñez. Eso me lo dijo mi siquiatra. Por eso no tengo porque pedirte permiso para hacer el amor con el que me de la gana. Deja de reclamarme y torturarme. No se por què te escucho. Es verdad soy una entupida, una masoquista. Yo te he aceptado a ti. Durante más de veinticinco años he convivido contigo. Te he aceptado con tus defectos y virtudes. Se que por dentro soy un monstruo. Nunca me he visto a mi misma como una mujer bella. Se que soy la mujer más fea del mundo. Tengo problemas de autoestima. Me cuesta emprender una tarea en mi trabajo. Siento la envidia a mi alrededor. Muchos de mis compañeros me ven como un objeto sexual. Todos quieren hacerlo conmigo. Pero no. Con los compañeros de trabajo, no. No se si se han enterado de mis parrandas nocturnas. No lo creo. Siempre me disfrazo y cambio mi aspecto cuando voy a las discotecas. Sólo tú sabes este secreto. Por eso me acusas. Por eso me reclamas. Te aprovechas del poder de discrecionalidad que tienes con mi vida. Por tu culpa he pasado por momentos muy tristes, momentos de una gran depresión y soledad. Y a pesar de eso, siempre me he recuperado, y he encontrado mis momentos de alegría. No te creas.(Busca en la consola unas pelucas de varios colores roja, azul, plateado, rubio. Se pone la peluca roja, una gafa antigua postmoderna, se dirige detrás del biombo que está en la sala y se cambia. Un vestido muy escotado y largo. Canta una canción romántica.) ¡Bésame, bésame mucho! Como si fuera la última vez. Bésame , bésame mucho, que tengo de perderte otra vez….. Me gustan los jóvenes. Son desenfadados. No tienen responsabilidad. Solo viven el momento. No me interesa una relación estable cuando estoy con ellos.. a veces pienso que me parezco a ti, solo quiero castigarlos. Hacerlos sufrir, que vuelvan a sus casas con “cojonera”, ansiando siempre volverme a ver. Me hago la difícil. Así me brindan. Logro que se emborrachen y se harten de drogas. Así los voy destruyendo poco a poco. Cada vez que estoy con un chico, me imagino a uno de mis sobrinos y comienza tu venganza. Por eso no te entiendo. Si casi soy como tú. Lo que pasa es que yo soy exquisita y por eso todo el mundo cree en mí. En estos tiempos de cabezas huecas exquisitas. Yo triunfo. No se por qué te molesta mi conducta. Si casi soy un reflejo de la tuya. La diferencia entre tù y yo, es que quieres convertirte en una asesina. Yo no. La gente que se acerca a mi, se autodestruye. Mi magnetismo, mi aureola es tan fuerte que los hombres se acercan de manera curiosa a mi telaraña. Y como las moscas, mueren de inanición. Yo no les hago nada. Solo se engañan conmigo.
La otra: Todo eso está muy bien. Pero ¿Y mis sentimientos no cuentan? ¿Es que crees que me iba a quedar tranquila mientras un desconocido manoseaba mis senos, sin mi autorización? La culpa la tiene tú siquiatra. Te dije que no lo visitaras. Que me iba hacer daño. Que cuando me olvidaras ibas a sufrir. Dejaste que un desconocido manoseara tus recuerdos, malos o buenos, pero tuyos y míos, míos y tuyos. Por eso estoy aquì. Para recuperar mi dignidad. Me has traicionado, hermanita, debiste defender mis sentimientos, el amor que nos profesabamos, la una para la otra, no hacían falta hombres en nuestras vidas. Con nuestro amor propio era suficiente. Eso era lo más importante. Pero no, acabaste con todo eso. Tu destrozas mi vida. Ahora yo haré lo mismo con la tuya.(Observa que la otra se mueve rápidamente, y se le increpa, luego de un forcejeo consigo misma, lograr para liberar la palabra secuetradas por la otra)
Ella: No, no, no, nooo... no voy a permitir que tu destroces mi vida. Ya es suficiente, claro que lo recuerdo todo, claro que recuerdo toda esas cosas que nos hicieron amargas. Pero he superado toda esas cosas. He madurado. ¿Entiendes? Hé madurado. En cambio, tú té quedastes allá, con ese remordimiento, con tu estómago lleno de odio, con tu corazón convertido en una pasa arrugada ¿Porqué, te torturas con viejos recuerdos, como si la vida solo hubiera sido maltratos? ¿Recuerdas cuando cumplistes los 15 años?(Musica de Vals) ¡Toda la casa llena de globos! La torta la muñequita de cera, (Pausa) ¡Qué linda te veias! Algunos amigitos decian que sé parecia a ti. Esa noche todos reian, ¡Claro! Tú dudabas de la sinceridad de todos. ¿No te has preguntado si lo sospechabas o era verdad? (Pausa) Si era real o falsa, la alegria que todos mostraban por tu fiesta. Tú actuabas como si todo lo que curria en tu fiesta te agradaba. Pero no, solo sospechabas de todos. Te imaginabas que ellos tenian un plan para hacerte caer y burlarse de ti. Siempre lo hacian, sobre todo tus sobrinos. Siempre criticandote, porque le ganabas en los juegos, en los que ellos debian dominar. Machistas, nunca reconocierón tu superioridad, tu inteligencia. Eso te hizo un poco dura. Construiste una coraza para la sensibilidad, una coraza formada de amargura, forjada con dolor y llanto. (Pausa) No deberias continuar con todo esto. Solo buscas hacerte daño, por lo que no pudiste hacer, hace mucho tiempo. La venganza no es buena consejera, deberíamos reflexionar. Yo puedo ayudarte. Tengo mucho dinero. Puedo darte una vida distinta. ¿Quieres drogas? Te ayudaría a evadir todos tus malos recuerdos. Tengo dinero. ¡Seamos felices! (La otra la toma por el pelo y le increpa, moviéndole la cabeza, buscando que esta entienda su error )
La otra: ¡Que ingenua eres, que ingenua eres! El dinero no hace feliz a nadie. ¿Sabes que deberias hacer con el dinero? Comprarte una escopeta de doble cañon ¿Oiste? De doble cañon y, disparar, disparar, disparar, disparar, disparar y perforarle el pecho a toda la gente que abrio mi corazón y lo destrozó. Contra todos aquellos que nunca tuvieron compasión conmigo. Me gustaria que lo hicieras, es más. Es una orden hazlo, hazlo. (forzajea con la escopeta hasta que logra tirarla hacia un lado)
Ella: No. ¿Estas loca?! ¡Sí¡ Estas completamente loca. Dejamé en paz. ¿Oiste? Dejamé en paz. ¿Cómo puedes querer asesinar a las personas? No eres Dios, para decidir sobre la vida de los demás. Qué pasa con tú humanidad. Me gustaria que te fueras, que salieras de mi. Que no me atormentes más. Me vas a volver loca, con tus obsesiones de tus viejos dolores. Yo los he olvidado. Hace mucho que pasé la pagina. Ahora soy feliz. ¿Eso es lo que te molesta? ¿Té molesta que me quieran, que me amen? Por cierto, pronto llegara mi novio Dentro de poco vendra mi novio. ¿Oiste? Vendra mi novio y comenzaremos a difrutar de una nueva noche, de esas que tu no conoceces ¿Oiste? De esas que tu, no conoces. ¿Quieres que te cuente de él? ¿Que te hable de él, quieres que te diga como me abraza, me besa, como toca mi cuero, lo acaricia y lo enciende de pasión. (Rie). Seguro que me espias, sí, seguro que, todas las noches te escondes debajo de la cama. Séguro que escucha mis gritos, mis quejidos, ¿Los escuchas? ¿Los escuchas? (Forcejean, una que trata de que la oigan y la otra que quiere alejarse de los gritos para defenderse)
La otra:¡Sí, los escucho! Los escucho, eres una perdida, una pecadora, eso no es lo que debes hacer, debes olvidarlo, debes alejarte de él. Cuando estas con el, te olvidas de mi, olvidas que yo existo, te olvidas que yo no puedo hacer eso, te olvidas y abusas de mi cuerpo, abusas de toda las ganas que yo tengo de... Pero no de hacer esas cosas horrendas. ¿Por qué me mancillas? ¿Por qué me comviertes en una sucia? Tú tambien me haces la vida imposible, contra ti tambien....Definitivamente contra ti tambien voy a disparar.(Simula tener una arma. Y la persigue, hasta que la otra se escabulle y se arrincona detrás de un mueble.)
Ella: No, ¿Cómo vas hacer eso? No, no me mates. Permiteme que sea feliz, permiteme que lleve esta vida que llevo. Esta bien, tienes razón... Soy una falsa, es verdad que no soy feliz, pero quiero serlo, dejame serlo, anda perdóname, déjame que sea feliz, déjame que olvide toda esas cosas que me ocurieron. No seas tan cruel conmigo. ¿Puedes perdonarme? ¿Puedes hacerlo? Anda di que me perdonas. Pero... (Ella se rebela ante el discurso melodramático de aquella)
La otra: Pero nada chica, pero nada, ahora soy yo. A hora me toca a mí. Tú te vas al rincon donde yo he estado todo este tiempo. Ahora me toca a mi, dejamé que yo haga mi vida, como la hé planificado, desde que era una niña. Tu volveras al rincon de los recuerdos, volveras a ese lugar de la falsedades, a hora la realidad la asumiré yo. Ahora, yo seré tu. Aora sere yo la exitosa, porque tendre éxito en mi empresa, tendre éito en mi venganza, porque seré feliz viendo correr la sangre. Debes desaparecer de mi vista, para mi ya no exaistes.Tu eres la niña tonta que se dejaba amargar la vida. Eres la tonta domesticada. A la que explotan como a un buey. A la que alaban constantemente. A la que por todo eso se cree exitosa. Vete al rincón, no me pidas perdón. Te di todo el tiempo del mundo, para que actuaras, pero solo pensaste en ti, te olvidaste de mi y, me encerraste en un nuevo closet, pensando que no podia escapar de allí, pero ya vez aquí estoy. (Sonido de timbre de puerta)¿Es él verdad? Es con quien has estado haciendo todas eras cochinadas. ¿Es él verdad? (Riendo busca las medias se las pone, va al espejo, se arregla el cabello, sé rie, va a la puerta, no sin antes decir) Soy la misma. No hé cambiado, que culpa tiene él. Ahora él es mio. (Suena nuevamente el timbre) Ya voy querido... Yaaa voooyyy.

Obra estrenada por la Fundación Civil Cultural compañía de teatro estable Dámaso O´gaz de Acarigua, el 2 de agosto del año 2005 en la casa de la cultura Carlos Gauna y publicitada en los siguientes periodico. El Regional (página 21) y La Última hora(Página 18 información) el 2de agosto del año 2005. Dirigida por Renny Loyo. Actuada por Orelis Guevara.

FIN...
espero que te guste y me hagas observaciones. es un texto que cada vez que lo representamos le vamos agregando nuevas situaciones, ronda los 30 minutos pero vamos seguir trabajando para los 45 minutos, mi dirección de hogar es: urb. la goajira. vereda 38 casa no. 6 acarigua-estado portuguesa-venezuela. soy actor.director y dramaturgo. escribo poesía. profesor universitario. con maestria en gerencia, doctorado en ciencias de la educación y pregrado en educación estetica.
espero sugerencias y e intercambio te otros textos y materiales sobre dirección, puesta en escena.dramaturgia, y otros elementos teoricos,estoy proximo a funfar una escuela. actualmente dirijo un programa de capacitación teatral donde hemos producido seis mnologos que poco a poco te los haré llegar.
atentamente
renny loyo
#3 Miguel Kertesz Montevideo Publicado el 02/03/2006 a las 10:30:06 Re: Re: busco monologos

Estimado Renny: leí tu monólogo y me pareció muy interesante. Pero la lectura me parecía un poco confusa, así que le dí un poco de forma.
Miguel. Montevideo, Uruguay.

TITULO: ”YO Y LA OTRA, LA OTRA Y YO”
Por Renny Loyo Acarigua, Estado Portuguesa, Venezuela.

ELLA.-
Minino, minino, ¿dónde estas, gato hermoso?¿Por qué no sales a mi encuentro como otras veces? Mira, te traje lo que tanto te gusta (Maúlla como un gato) Miau, miau. Anda bebé ¿Donde estás? Ah, otra vez dejé la ventana abierta. Un día de estos, de seguro, te iras detrás de una gata loca y me abandonarás. Así es la vida. Pero no importa. Tú eres fiel; cuando tengas hambre y necesites el calor de mi cuerpo, entonces vendrás, buscaras mis caricias y yo te las daré igual.

(Va al mueble, se quita los zapatos, se masajea los pies, se quita las medias, las tira, va al equipo de sonido, lo enciende. Se escucha una vieja canción. Ella danza eróticamente al mismo tiempo que va y enciende la computadora. Luego se dirige a la cocina. se escucha el abrir y cerrar de la puerta de una nevera y el agua caer en un vaso. Trae un vaso con agua bebe, se acerca nuevamente a la computadora, busca algo en la computadora, luego muy sensualmente se dirige al ventilador, ubicado detrás del mueble en el proscenio del lateral izquierdo. Va al espejo se peina y mientras se peina se queda mirando sorprendida).

LA OTRA.-
¿Otra vez tú? Déjame en paz, no te metas con mi vida. ¿Qué te importa el color de mi cabello? Ese, no es tu problema, ¿Qué te importa el rimel de mis ojos? ¡Dejame quieta! Hace años que te dejé allá en el fondo de mi vida. ¡No me molestes! ¡No me fastidies vale! Ah, ya sé, lo que pasa, es que tu me tienes envidia, ¡Eso es! Claro, porque te dejé allá en un rincón, donde nadie puede verte, y por que todo el mundo me ve a mí, a la mujer exitosa, la mujer llena de felicidad, a la mujer que siempre está alegre, que siempre está cantando, silbando. No, silbando, no, este, tarareando canciones, ¡Eso! Tarareando canciones. Es que soy...¡Ah, la computadora! Debo hacer un trabajo que me quedó pendiente en la oficina. Mañana tengo junta. ¡Sí señor! Ah, soy una estrella (Ríe) ¿Es que no sabias que soy la gerente? ¿Lo oyes? ¡La gerente! La que manda pues, la que manda. Ahora, ya no me gobiernan, nadie me asusta, ya nadie me apaga la luz y me cierra las puertas, nadie me amarra y me encierra en el closet, soy libre, libre, soy una mujer exitosa ¿Oíste? ¡Exitosa!

(Pausa. Ella va al centro. Un cenital azul recae sobre ella, baja la cabeza y el pelo ondea hacia delante.)
ELLA.-
¿Exitosa tú? Nunca te has valido por ti misma, estúpida. Todo lo que has logrado ha sido sobre mí, has pasado por encima de mis sentimientos, has escondido toda la amargura que llevo por dentro, has metido debajo de la alfombra todo los malos recuerdo de mi infancia, de mi adolescencia, ¿Crees que te vas a liberar de mí? Estas equivocada, juré vengarme de todos que me la hicieron imposible, juré vengarme de mis hermanas, de mis hermanos, de mis tíos, de mis sobrinos, de todos los familiares que me hostigaron y me atormentaron cuando era una niña. ¿Es que acaso no recuerdas cuando nos encerraban en el closet y se iban todos y nos dejaban en la oscuridad? ¿Es que no te acuerdas de todas las desgracias que sufrimos, es que no te acuerdas cuando el tio juan nos manoseaba, y acariciaba nuestros pequeños senos morbosamente? No te acuerdas, cuando nos besaba en los labios e intentaba imtroducir su lengua en nuestra boca ¡Sucio! No te acuerdas de su mal aliento, siempre cerca de nuestras narices. Aun siento el olor a mierda. ¡Miserable! ¡Eres una estupida! Al no comprender que ha llegado el momento. Que la liberacion de la que hablas no es porque eres exitosa, eso es falso, eres una falsa, has traicionado tu conciencia, tu verdadera conciencia y esa soy Yo.

(Pausa. La sigue y la acosa con fuertes palabras.)
LA OTRA.- ¿Con cuantos hombres te has acostado? ¿Por qué, siempre andas detrás de hombres menores que tú? ¿Se te olvida que pronto cumpliras treinta y cinco años? No eres más que una asalta cuna, pervertida, ¿Cómo se te ocurre salir a la calle con esos muchachitos? ¿Y yo? ¿Dónde me dejas, crees que no me ruborizo, que no me da pena lo que haces como si fueras totalmente libre? ¿Por que te vistes con esos colores tan escandalosos? Te has olvidado de los tonos que son para tu edad. Debes usar tonos frios, como por ejemplo, marrones, beiges, negros y el tradicional medio luto. ¿Por qué quieres detener el paso del tiempo, embadurnando tu rostro? Me haces ver como una payasa. ¿Se te olvidó lo fea que eras? A tu edad, ya no tienes oportunidades. ¿Crees que podrás cuidar bebes y limpiarle los excrementos? ¿No te has puesto a pensar que cuando tu hijo nazca y vea tu deformidad, preferirá morirse de un infarto que cargar esa cruz de ser hijo de una horrible madre? Serás la abuela más fea del mundo. No te has puesto a pensar en eso, se te olvidó, la fealdad de nuestra adolescencia, de nuestra niñez. No voy a darte más oportunidades. No reviviras ni recuperaras el tiempo perdido. Nadie te querrá, cuando sepan quien eres realmente. Que has mentido sobre ti y tu deformidad. Te estas convirtiendo en una vieja verde. No permitiré que manches mi honradez. Tienes muchas ganas. No puedes privarte de tus necesidades fisiologicas. ¿No te basta con cagar y orinar simplemente? Tu crees que tienes hechizados a los hombres. ¡Hola hechizada! ¿Por qué con tus cualidades mágicas no impides las guerras, las injusticias, el hambre, los niños abandonados?

ELLA.-
No soy una bruja. ¿Por qué te burlas de mí? Tú no existes. ¿Oyes? ¡No existes! Sólo eres un mal recuerdo que no he superado de mi niñez. Eso me lo dijo mi siquiatra. Por eso no tengo porque pedirte permiso para hacer el amor con el que me de la gana. Deja de reclamarme y torturarme. No se por qué te escucho. Es verdad soy una estúpida, una masoquista. Yo te he aceptado a ti. Durante más de veinticinco años he convivido contigo. Te he aceptado con tus defectos y virtudes. Se que por dentro soy un monstruo. Nunca me he visto a mi misma como una mujer bella. Se que soy la mujer más fea del mundo. Tengo problemas de autoestima. Me cuesta emprender una tarea en mi trabajo. Siento la envidia a mi alrededor. Muchos de mis compañeros me ven como un objeto sexual. Todos quieren hacerlo conmigo. Pero no. Con los compañeros de trabajo, no. No se si se han enterado de mis parrandas nocturnas. No lo creo. Siempre me disfrazo y cambio mi aspecto cuando voy a las discotecas. Sólo tú sabes este secreto. Por eso me acusas. Por eso me reclamas. Te aprovechas del poder de discrecionalidad que tienes con mi vida. Por tu culpa he pasado por momentos muy tristes, momentos de una gran depresión y soledad. Y a pesar de eso, siempre me he recuperado, y he encontrado mis momentos de alegría. No te creas. (Busca en la consola unas pelucas de varios colores roja, azul, plateado, rubio. Se pone la peluca roja, una gafa antigua postmoderna, se dirige detrás del biombo que está en la sala y se cambia. Un vestido muy escotado y largo. Canta una canción romántica.) ¡Bésame, bésame mucho! Como si fuera la última vez. Bésame , bésame mucho, que tengo de perderte otra vez….. Me gustan los jóvenes. Son desenfadados. No tienen responsabilidad. Solo viven el momento. No me interesa una relación estable cuando estoy con ellos.. a veces pienso que me parezco a ti, solo quiero castigarlos. Hacerlos sufrir, que vuelvan a sus casas con “cojonera”, ansiando siempre volverme a ver. Me hago la difícil. Así me brindan. Logro que se emborrachen y se harten de drogas. Así los voy destruyendo poco a poco. Cada vez que estoy con un chico, me imagino a uno de mis sobrinos y comienza tu venganza. Por eso no te entiendo. Si casi soy como tú. Lo que pasa es que yo soy exquisita y por eso todo el mundo cree en mí. En estos tiempos de cabezas huecas exquisitas. Yo triunfo. No se por qué te molesta mi conducta. Si casi soy un reflejo de la tuya. La diferencia entre tú y yo, es que quieres convertirte en una asesina. Yo no. La gente que se acerca a mi, se autodestruye. Mi magnetismo, mi aureola es tan fuerte que los hombres se acercan de manera curiosa a mi telaraña. Y como las moscas, mueren de inanición. Yo no les hago nada. Solo se engañan conmigo.

LA OTRA.-
Todo eso está muy bien. Pero ¿Y mis sentimientos no cuentan? ¿Es que crees que me iba a quedar tranquila mientras un desconocido manoseaba mis senos, sin mi autorización? La culpa la tiene tu psiquiatra. Te dije que no lo visitaras. Que me iba hacer daño. Que cuando me olvidaras ibas a sufrir. Dejaste que un desconocido manoseara tus recuerdos, malos o buenos, pero tuyos y míos, míos y tuyos. Por eso estoy aquí. Para recuperar mi dignidad. Me has traicionado, hermanita, debiste defender mis sentimientos, el amor que nos profesábamos, la una para la otra, no hacían falta hombres en nuestras vidas. Con nuestro amor propio era suficiente. Eso era lo más importante. Pero no, acabaste con todo eso. Tú destrozas mi vida. Ahora yo haré lo mismo con la tuya.

(Observa que la otra se mueve rápidamente, y se le increpa, luego de un forcejeo consigo misma, lograr para liberar las palabras secuestradas por la otra).
ELLA.- ¡No, no, no, nooo..! No voy a permitir que tu destroces mi vida. Ya es suficiente, claro que lo recuerdo todo, claro que recuerdo todas esas cosas que nos hicieron amargas. Pero he superado toda esas cosas. He madurado. ¿Entiendes? He madurado. En cambio, tú te quedaste allá, con ese remordimiento, con tu estómago lleno de odio, con tu corazón convertido en una pasa arrugada ¿Porqué, te torturas con viejos recuerdos, como si la vida solo hubiera sido maltratos? ¿Recuerdas cuando cumpliste los 15 años? (Musica de Vals) ¡Toda la casa llena de globos! La torta la muñequita de cera, (Pausa) ¡Qué linda te veías! Algunos amiguitos decían que se parecía a ti. Esa noche todos reían, ¡Claro! Tú dudabas de la sinceridad de todos. ¿No te has preguntado si lo sospechabas o era verdad? (Pausa) Si era real o falsa, la alegría que todos mostraban por tu fiesta. Tú actuabas como si todo lo que ocurría en tu fiesta te agradaba. Pero no, solo sospechabas de todos. Te imaginabas que ellos tenían un plan para hacerte caer y burlarse de ti. Siempre lo hacían, sobre todo tus sobrinos. Siempre criticándote, porque les ganabas en los juegos, en los que ellos debían dominar. Machistas, nunca reconocieron tu superioridad, tu inteligencia. Eso te hizo un poco dura. Construiste una coraza para la sensibilidad, una coraza formada de amargura, forjada con dolor y llanto. (Pausa) No deberías continuar con todo esto. Solo buscas hacerte daño, por lo que no pudiste hacer, hace mucho tiempo. La venganza no es buena consejera, deberíamos reflexionar. Yo puedo ayudarte. Tengo mucho dinero. Puedo darte una vida distinta. ¿Quieres drogas? Te ayudaría a evadir todos tus malos recuerdos. Tengo dinero. ¡Seamos felices!

(La otra la toma por el pelo y le increpa, moviéndole la cabeza, buscando que ésta entienda su error )
LA OTRA.- ¡Que ingenua eres, que ingenua eres! El dinero no hace feliz a nadie. ¿Sabes que deberías hacer con el dinero? Comprarte una escopeta de doble cañón. ¿Oíste? De doble cañón y, disparar, disparar, disparar, disparar, disparar y perforarle el pecho a toda la gente que abrió mi corazón y lo destrozó. Contra todos aquellos que nunca tuvieron compasión conmigo. Me gustaría que lo hicieras, es más. Es una orden hazlo, hazlo.

(Forcejea con la escopeta hasta que logra tirarla hacia un lado)
ELLA.- No. ¿Estas loca?! ¡Sí! ¡Estás completamente loca! Déjame en paz. ¿Oíste? Déjame en paz. ¿Cómo puedes querer asesinar a las personas? No eres Dios, para decidir sobre la vida de los demás. Qué pasa con tú humanidad. Me gustaría que te fueras, que salieras de mí. Que no me atormentes más. Me vas a volver loca, con tus obsesiones de tus viejos dolores. Yo los he olvidado. Hace mucho que pasé la pagina. Ahora soy feliz. ¿Eso es lo que te molesta? ¿Te molesta que me quieran, que me amen? Por cierto, pronto llegara mi novio. Dentro de poco vendrá mi novio. ¿Oíste? Vendrá mi novio y comenzaremos a disfrutar de una nueva noche, de esas que tu no conoces ¿Oíste? De esas que tu, no conoces. ¿Quieres que te cuente de él? ¿Que te hable de él, quieres que te diga como me abraza, me besa, como toca mi cuerpo, lo acaricia y lo enciende de pasión? (Rie). Seguro que me espías; sí, seguro que, todas las noches te escondes debajo de la cama. Seguro que escuchas mis gritos, mis quejidos, ¿Los escuchas? ¿Los escuchas?

(Forcejean, una que trata de que la oigan y la otra que quiere alejarse de los gritos para defenderse)
LA OTRA.- ¡Sí, los escucho! Los escucho, eres una perdida, una pecadora, eso no es lo que debes hacer, debes olvidarlo, debes alejarte de él. Cuando estas con el, te olvidas de mi, olvidas que yo existo, te olvidas que yo no puedo hacer eso, te olvidas y abusas de mi cuerpo, abusas de toda las ganas que yo tengo de... Pero no he de hacer esas cosas horrendas. ¿Por qué me mancillas? ¿Por qué me conviertes en una sucia? Tú también me haces la vida imposible, contra ti también....Definitivamente contra ti también voy a disparar. (Simula tener una arma. Y la persigue, hasta que la otra se escabulle y se arrincona detrás de un mueble.) ELLA.- No, ¿cómo vas a hacer eso? No, no me mates. Permíteme que sea feliz, permíteme que lleve esta vida que llevo. Esta bien, tienes razón... Soy una falsa, es verdad que no soy feliz, pero quiero serlo, déjame serlo. Anda, perdóname, déjame que sea feliz, déjame que olvide toda esas cosas que me ocurrieron. No seas tan cruel conmigo. ¿Puedes perdonarme? ¿Puedes hacerlo? Anda, dí que me perdonas. Pero...

(Ella se rebela ante el discurso melodramático de aquella)
LA OTRA.- Pero nada, chica. Pero nada, ahora soy yo. A hora me toca a mí. Tú te vas al rincón donde yo he estado todo este tiempo. Ahora me toca a mi, déjame que yo haga mi vida, como la he planificado desde que era una niña. Tú volverás al rincón de los recuerdos, volverás a ese lugar de la falsedades, a hora la realidad la asumiré yo. Ahora, yo seré tú. Ahora seré yo la exitosa, porque tendré éxito en mi empresa, tendré éxito en mi venganza, porque seré feliz viendo correr la sangre. Debes desaparecer de mi vista, para mi ya no existes. Tú eres la niña tonta que se dejaba amargar la vida. Eres la tonta domesticada. A la que explotan como a un buey. A la que alaban constantemente. A la que por todo eso se cree exitosa. Vete al rincón, no me pidas perdón. Te di todo el tiempo del mundo, para que actuaras, pero solo pensaste en ti, te olvidaste de mi y, me encerraste en un nuevo closet, pensando que no podía escapar de allí, pero ya vez aquí estoy. (Sonido de timbre de puerta) Es él, ¿verdad? Es con quien has estado haciendo todas eras cochinadas. Es él, ¿verdad? (Riendo busca las medias se las pone, va al espejo, se arregla el cabello, sé rie, va a la puerta, no sin antes decir) Soy la misma. No he cambiado, ¿que culpa tiene él? Ahora él es mío. (Suena nuevamente el timbre) Ya voy, querido... ¡Yaaa voooyyy!

FIN de “Yo y la otra; la otra y yo”.
#4 Compañia de Teatro Dámaso Ogaz Publicado el 24/06/2007 a las 13:27:55 Re: Re: busco monologos

no he leido tu revisión de mi monologo, ahora es cuando lo veo. te aviso pero gracias. por preocuparte por mi obra te lo agradezco mucho.

#5 PublicidadPublicado el 26/09/2016 a las 21:13:21 Publicidad

Reglamento de los foros



. Sobre este sitio | Staff | FAQ | Estadisticas | Cómo anunciar | En Facebook | En Twitter | Tecnoescena | Contactarse .

. . : : . e-planning ad