Inicio | Foros | Castings | Cartelera | Cursos |
Buscar  en 
Nuevos usuarios
Para particiar debes ser un usuario registrado.
Registrarse es gratis y muy rápido.
Usuarios existentes
recuperar clave

Foros > ******* TEATRO EN LA EDUCACION ********


#1 masteatroparatodos Publicado el 28/03/2004 a las 18:55:55 SAWEDAL nos ofrece generosamente un texto teatral de su autoria.

Mensaje enviado por: Sawedal
Responder a la dirección:

Título: Un ensueño índigo. Autor: Sawedal (óptimo p/trabajar subtextos)


En el centro del escenario: una cama, lateralmente, con dos personas
(Más bien una persona y un muñeco que simula, este último, ser el cuerpo
dormido). Ambos vestidos iguales.
La iluminación, tenue y de “ensueño”, predominando los azulados y rosa o
violáceos.
El decorado, móvil, iniciará con un dormitorio tradicional, para
comenzar a perder detalles tapados por objetos típicos de exterior que
“transitan el fondo y laterales” como: árboles; vehículos; algún ave que
pasa volando; peces que nadan...
La persona (Durmiente) se “desdobla” como desprendiéndose “de sí misma”
para comenzar a volar (agita sus brazos suavemente imitando vuelo, pero
no se baja de la cama). Deberá dar la sensación de que la cama (y parte
del dormitorio) se desplaza con su “vuelo”. (En dirección hacia la
izquierda del público, pies de la cama hacia adelante).
Una esfera que simulará ser una gigantesca bola de “pinball” o “flipper”
(Entre medio y un metro de diámetro, puede ser “playera” inflable,
pintada al aluminio o revestida con papel plateado y manejada con una
caña); “rebotará” permanentemente dentro de los límites del escenario,
con una velocidad lenta y constante.
Cada “rebote” de la bola, dará pie al ingreso de una alegoría. Si
aparenta golpear a algo en escena, esto (personaje o cosa)
“desaparecerá” de la misma.
Lo primero que ingresará, será una gigantesca Rata blanca que huye.
Pronto se comprenderá que era perseguida por un Centauro que, al
ingresar, intentará acertarle flechas.
La Rata se ubicará interponiendo a Durmiente y cama entre ella y el
Centauro, y gesticulará diálogo mudo con el “durmiente-despierto”;
esquivando a las ocasionales flechas mientras lo hace. (Las flechas
serán de un material liviano, y bastante flexible, como goma eva o
similar).
El Durmiente, prestará atención relativa a la Rata, sin dejar de
mantenerse concentrado en la dirección de vuelo, sólo ocasionalmente
timoneará la dirección con sus “alas”, como si ya no necesitara
impulsarse más. Notará las flechas y permanecerá indiferente a las
mismas, aunque alguna le pase cerca (o acierte por error).
Ingresarán como pareja de enamorados un Angel y un Demonio, sin
identificar la sexualidad de cada uno, como si ambos fueran andróginos.
La pareja “paseará” indiferente al entorno, enfrascados en su supuesta
conversación y embelesados con su par.
Se suma enseguida, lo que se deducirá como un ser “humano” íntegramente
envuelto en tela de arpillera (o lona) y atado con sogas alrededor (como
las antiguas “mortajas” de sepulturas en alta mar), que sólo podrá
desplazarse a rastras (teóricamente a ciegas) por la escena. Como
intentando “llegar a”, deteniéndose ocasionalmente como tratando de
orientarse. (Parecerá un gusano que transita y denominaré así: Gusano).
Un Cazador con escopeta, disparará intentando cazar la cama. De su arma,
saldrán excrementos (soretes) de los cuales, algunos, caerán sobre la
cama, alarmando al Durmiente que gesticulará intentar zigzaguear su
vuelo para alejarse. La Rata quitará a uno de los que hayan quedado
sobre la cama, evidenciando al público, con su actitud y gestos, lo que
son las “balas”.
El Centauro comienza a disparar sus flechas al cazador y se enzarzan
mutuamente los disparos.
El Cazador es golpeado por la bola de acero y simula morir cayendo fuera
de escena.
Angel y Demonio notaron lo sucedido y ubicándose uno a cada lado del
Centauro gesticulan recriminación y felicitación a éste, alternando
quién qué.
El Centauro intenta ignorarlos y continuar dando caza a la Rata con sus
flechas. La bola de acero pronto le acierta y deja enfrentados a Angel y
Demonio que, tras discutir, al punto de irse a las manos; en lugar de
golpearse se abrazan y besan apasionadamente para desaparecer pronto,
“tocados” (u ocultos) por la bola.
Al quedar solos la Rata y el Durmiente; la Rata intenta acomodarse en la
cama y el Durmiente comienza a forcejear denodadamente para evitarlo.
La Rata le hace notar que reapareció Angel, señalándolo, para aprovechar
la distracción y ganar más terreno (queda subida muy al borde).
Angel reapareció para encarar directamente al Durmiente (momento
aprovechado por la rata).
Demonio también reaparece y tira de la cola a la Rata, intentando
bajarla. Angel intenta retener por detrás a Durmiente.
Los cuatro forcejean intercalados. Blancos, Rata y Angel, en una
dirección. Demonio y Durmiente, en la opuesta.
Aparece un Patriarca (tipo Moisés), encarando a los pies de la cama,
como si fueran a chocar con él.
Un dios Anubis (cabeza de chacal) lo aparta para evitar que “la cama
choque con él”. Inician una polémica o debate entre ellos. Patriarca
indignado por la interferencia. Anubis, molesto por la intromisión de
Patriarca.
Un Buda los separa lo suficiente para sentarse entre ellos (de cara al
público) en su típica pose de loto; (piernas cruzadas y dorsos de las
manos sobre las rodillas) poniéndose a meditar.
Como una bandada de pájaros, cruzan la escena muchos libros. Los que
forcejean en la cama se suben todos a la misma e intentan esquivarlos lo
mejor que pueden, temerosos de ser golpeados.
Cuando algún libro los roza o golpea, acusan dolor muy fuerte; a
excepción de Durmiente, que sólo se atonta un momento.
Demonio se harta y comienza a invocar.
Aparece (invocado) un Catedrático con toga y bonete cónico de burro.
Inmediatamente, comienza a dar cátedra (como sermoneando) y la velocidad
de los libros comienza a menguar.
Demonio continúa invocando y aparece un Científico, con gruesos lentes y
de guardapolvo. Este último, pensando en voz baja y repasando
clases-discursos. Los libros comienzan a “morir”, desplomándose
rápidamente, como rociados con un poderoso insecticida.
Demonio está debilitado por el esfuerzo. Rata y Angel aprovechan para
empujarlo fuera del escenario y Durmiente, en apariencia, queda solo;
dado que los demás los siguen.
Todos, menos el Gusano, que surge de debajo de la cama y, con gran
esfuerzo, comienza a acosar a durmiente, al intentar subir, él también,
sobre la cama.
Durmiente intenta empujarlo, ya sea con pies o manos; a pesar de la
evidente aversión que siente (mezcla de temor y asco); para alejarlo y
evitar que suba. Pero su fuerza parece irrisoria, dado que apenas
interfiere en la intención y movimientos de Gusano.
La escena se va tornando cada vez más oscura (baja la iluminación casi
por completo, permitiendo “limpiar” todo, salvo cama y Durmiente).
Poco a poco se concentra un haz de luz blanca, como sol que ingresa por
una ventana y da sobre la cama, despertando a Durmiente.
Durmiente, que ya se había “unificado” con el muñeco (que ya no está)
despierta lentamente evidenciando una pésima noche y peor descanso.
Se levanta y busca su ropa para vestirse. (Telón).

Personajes: Doce, de los cuales sólo tres son evidentemente masculinos.
Patriarca; Toth y Buda. Los demás... acomodables a necesidad.
Pueden sumarse en algún momento, una Diosa Kali que se pasee bailando
exótico con walk man colocados, seguida e interactuando casual, y
ocasionalmente con otras personificaciones de alegorías como: Libertad
(que principalmente va siguiendo sin saber cómo ayudar a Gusano);
Mono-arlequín-presumido (se lo pasa haciendo monerías ante un espejo de
mano); Loro-periodista-reportero (con micrófono, a quien todos ignoran,
pero no se desalienta).
Si es necesario disminuir cantidad de personajes, pueden suprimirse
Anubis y Buda. En tal caso, Patriarca (si se lo incluye) se apartará
solo y él caminará simulando que la cama lo va dejando atrás hasta que
(Patriarca) desaparece por el lateral.
Esta, es una obra para “jugarla” dejando que las asociaciones simbólicas
“trabajen” por sí mismas. (Salvo que alguno pida una explicación
específica para poder “jugarla” más apropiadamente o, porque “le llega”
y necesita ayuda para poder racionalizarlo).



SIGNIFICACIONES DE LAS ALEGORÍAS representadas:

BOLA de acero: Es alegoría de las “Circunstancias” que se dan en el
transcurrir del tiempo. Circunstancias adjudicadas tanto a Destino como
a Casualidades coincidentes.

RATA Blanca: La CONCIENCIA desdoblada; que parece acosarnos e intenta
estar en contacto para advertirnos eventualmente.

CENTAURO: Es la personificación del ser humano (en este caso de
Durmiente); exteriorizada de sí mismo. Un “verse a sí mismo” pero en
símbolo.

ANGEL: Polaridad “positiva” del inconsciente de Durmiente.
DEMONIO: Polaridad “negativa” (o también la “sombra” según Jung) de
Durmiente.

GUSANO (amortajado): El “lastre” del que no aprendimos a deshacernos.
Son la parte inútil de nuestras experiencias y que nos “pesa” y
“molesta” o desagrada mucho.

CAZADOR: Terceros “opinólogos” que nunca faltan. Pseudo amigos.

PATRIARCA: Representa a la suma de imposiciones (correctas o no) desde
lo social.

DIOS ANUBIS: Contracara de las imposiciones sociales. La sabiduría
“Oculta” o esotérica. También, al “conocimiento intuitivo” o del
inconsciente.

BUDA: Representa lo que Durmiente (y seres humanos) debiera hacer:
meditar sobre ambos (Patriarca y Anubis) desprejuiciadamente, sin tomar
partido evidente.

LIBROS VOLADORES: Aprendizajes, experiencias de vida. Verdades que “nos
atropellan” (o acosan).

CATEDRÁTICO: El sombrero “cono de burro” evidencia que es de los
eruditos que no saben utilizar correctamente sus conocimientos y
confunden a los demás.

CIENTÍFICO: Aunque no lleve “cono de burro”; al ser invocado por el
Demonio, es de los obtusos que se empecinan en convencer de SU verdad
(óptica respecto a las cosas de la realidad). Razón que “mata” (anula) a
lo que alegorizan los libros. Por eso: gruesos lentes evidenciando casi
ceguera.

DIOSA KALI: Como lo que representa en la simbología hindú, es la suma de
las fuerzas que “parecen” oscuras y destructivas, que no hacen otra cosa
que resumir al “movimiento transformador” (o renovador) de la naturaleza
y la vida en general. Por esto, es que se pasea bailando, como
indiferente; y sólo en forma ocasional interactúa brevemente (como
bailar “con...”, un par de segundos).

Los demás... son obvios.
#2 PublicidadPublicado el 25/09/2016 a las 07:36:50 Publicidad

Reglamento de los foros



. Sobre este sitio | Staff | FAQ | Estadisticas | Cómo anunciar | En Facebook | En Twitter | Tecnoescena | Contactarse .

. . : : . e-planning ad