Inicio | Foros | Castings | Cartelera | Cursos |
Buscar  en 
Nuevos usuarios
Para particiar debes ser un usuario registrado.
Registrarse es gratis y muy rápido.
Usuarios existentes
recuperar clave

Foros > ******* TEATRO EN LA EDUCACION ********

#1 Frecho Publicado el 09/01/2008 a las 23:37:32 El pajarillo herido

Saludos a todos, a continuacion les dejo un obra de teatro infantil muy sencilla de montar en lo personal me sirvio de mucho apa ensayar con niños desde los 4 años ya que el texto es poco y se trabaja con mucha expresion corporal, espero que les guste.

Dejen sus comentarios o si tienen alguna propueta igual.

Autor Francisco Garcia Pourriños
Título El pajarillo herido y el abeto Leyenda popular





EL PAJARILLO HERIDO:

( Arreglo de Francisco García Purriños sobre una leyenda popular) Personajes:



El abeto feliz

El roble

El abedul

El sauce llorón

El castaño

El narrador

El pajarillo herido

El hermanito

Los fantasmas ingleses

Gordo

Delgado

Alto

Bajo

­ El Rey Invierno

El príncipe del Hielo ( hijo del Rey Invierno)



{ Al levantarse el telón, se va viendo un bosque, con cinco "árboles" en primer plano ( abeto, roble, abedul, sauce y castaño). A un lado, el narrador y su hermanito, otro lugar: el dormitorio de su casa. El hermanito, acostado, y su hermano, el narrador sentado en una silla, cogiéndole una mano y en actitud de contarle una historia.}



Hermanito: ¡Anda! ¡Cuéntame una historia! ¡Por favor!

Narrador: ¡Cállate de una vez, Dani! ¡No tengo ganas!

Hermanito: ¡Hala! ¡Por favor! ¡Sólo ésta! ¿Vale? ¿Vale, Carlos

Narrador: ¡Está bien! ¡La ú_ma, eh! ¡Prepárate!

Hermanito: ¡Gracias, gracias! ¡Viva! ¡Una bonita, eh!

Narrador: ¡Está bien! ¡Cállate ya! Empezamos...¿Sabes por qué el abeto conserva sus hojas en invierno?

Hermanito: ¡No! ¿POT qué? ¿Por qué?

Narrador: Te lo voy a contar... ¡Atiende!

Érase una vez un pajarillo que tenía un ala rota y no podía volar bien. Se había golpeado contra un tronco al intentar huir de los disparos de un cazador...y volaba lo mejor que podía con su ala rota y se arrastraba hacia el bosque",

{ Aparece el pajarillo por un lateral}



Paiarillo: Tal vez los árboles del bosque me darán cobijo...Voy a preguntárselo...

N arrador: El primer árbol que encontró era un roble. Como estábamos a comienzos del otoño, tenía muchas bellotas y muchas hojas: era muy ITondoso. El pajarillo le dijo:

Paiarillo: Señor roble: ¿podría usted alojarme entre sus hojas hasta la primavera? Yo no puedo volar bien con mi ala rota...

Roble: Pero bueno, pajarraco; ¿tú crees que soy tonto? Tú lo que quieres es comerte todas mis bellotas. ¡Largo de aquí! ¡Fuera!

Narrador: El pobre pajarillo se fue, volando lo mejor que podía con su ala rota, hasta que llegó frente a un abedul muy elegante, con su hermoso vestido plateado. El pajarillo le preguntó humildemente:

Paiarillo: Hermoso abedul: ¿me dejaría usted vivir entre sus ramas hasta que llegue la estación buena? Tengo esta ala rota y no puedo volar bien...

Abedul: Pero, ¿ cómo se te ocurre pedirme eso, pajarito? ¿ No sab_que soy el marqués de la Plata, el abedul más precioso del bosque? ¡Menuda facha tendría contigo ahí arriba! ¡Qué desastre! ¡Búscate otro arbolito! ¡Hay muchos por aquí! ¡Lárgate!

Narrador: El pobre pajarillo se fue, volando y volando lo mejor que podía con su ala rota. ..Estaba algo desanimado.

De pronto, aparecieron unos fantasmas muy juguetones. Se habían escapado de un castillo inglés y pasaban por el bosque, en busca de aventuras. Divisaron al pajarillo y se movieron a compasión. Y se acercaron a él... Gordo: ¿Qué te pasa, pajarillo?




Paiarillo: Pues que no puedo volar bien con mi ala rota y los árboles del

bosque no quieren cobijarme.

Delgado: Nosotros te ayudaremos... Venga, chicos, vamos a ayudarle...

Alto: ¿Cómo podríamos ayudarle?

Baio: ¿ Le cantamos una canción?



Los demás: ¡Bien! ¡vale! ¡eso, eso!

Narrador : Y le cantaron esta canción, mientras bailaban alrededor

( Gordon the Ghost! ) { Open doors 1 secundaria}



Narrador: El pajarillo se sintió más animado. Y los fantasmas se despidieron:



Gordo: ¿Qué? ¿ Ya estás más animado? ¡Alégrate!

Delgado: Bueno, ánimo, pajarillo. Tenemos que marchamos al castillo antes de que se entere mamá.

Alto v Bajo: Sí, vámonos. ¡Adiós, pajarillo! ; sigue intentándolo...

Todos: ¡Adiós! (Desaparecen por un lateral)

Narrador: El pajarillo, más confortado, se dirigió a un sauce llorón, que estaba cerca.

Paiarillo: ¡Hola, señor Sauce! ¿ Podría usted guarecerme entre sus ramas hasta que llegue la estación florida? Ya ve que estoy herido: no puedo volar bien con mi ala rota....

Sauce: ¡Lárgate, pajarillo! No acostumbro a recibir extraños en mi casa: no me dejan llorar bien ¿ sabes? Así que ¡lárgate!

Narrador: El pobre pajarillo se fue volando lo mejor que pudo con su alal rota. Y llegó a un castaño de copa redonda. Le preguntó humildemente: Pajarillo: Señor marqués del Castañar, ¿Podria dejarme vivir entre su hojas hasta la primavera? Tengo un ala rota y no puedo volar bien...

Castaño: No alojo nunca a los forasteros, pajarillo. Lo siento. Lo único que puedo hacer es darte una castaña... ¡Vete!

Narrador: El pobre pajarillo estaba desconsolado. No sabía a quién dirgirse. Siguió arrastrando su ala rota, buscando quien le acogiese...



Entonces el abeto le vio pasar y le dijo:

Abeto: Pero, ¡Chico! ¡Quédate commgo! ¡No faltaría más...! Mira, ponte aquí, en, esta rama frondosa: creo que es la más calentita. Puedes quedarte aquí todo el InVIerno.

Pajarillo: Muchas gracias, señor abeto.

Abeto De nada. Así me harás compañía.

Narrador: Al poco tiempo, el príncipe del hielo, hijo del Rey Invierno, preguntó a su padre: (Aparecen los dos)

Príncipe del Hielo: ¿Puedo divertirme con cualquier árbol? ¿Puedo soplarles a todos?

El Rey Invierno: Puedes soplar a los que quieras, hijo; pero el árbol que fue bueno con el pajarillo herido, debe conservar sus hojas. A ése, déjale tranquilo.

El príncipe del Hielo: Bien, papá.

Narrador: Y fue soplando y soplando a los árboles, que iban perdiendo sus hojas.. .

Sin embargo, al abeto, que había alojado al pajarillo herido, tuvo que dejado en paz... y conservó sus hojas en invierno para siempre...

Narrador: Bueno, menos mal que se ha dormido este pelmazo...



( y se retira lentamente, mientras cae el telón)

#2 PublicidadPublicado el 03/12/2016 a las 12:47:34 Publicidad

Reglamento de los foros



. Sobre este sitio | Staff | FAQ | Estadisticas | Cómo anunciar | En Facebook | En Twitter | Tecnoescena | Contactarse .

. . : : . e-planning ad