Inicio | Foros | Castings | Cartelera | Cursos |
Buscar  en 
Nuevos usuarios
Para particiar debes ser un usuario registrado.
Registrarse es gratis y muy rápido.
Usuarios existentes
recuperar clave

Foros > HABLANDO DE TEATRO....

#1 Sawedal Publicado el 03/12/2002 a las 07:49:04 Ref. Memikiwi: "Hacia un teatro pobre" de Grotowski

En un mensaje-respuesta referido a TV y Teatro basura o pirata, Memikiwi hizo alusión a Grotowski.
Respecto a lo que ha mencionado de él, coincido con lo expresado por Grotowski. Porque son dos cosas totalmente diferentes. Que tengan puntos de coincidencia, como necesitar de actores y directores, no las hace competir entre si, ni parecerse.
Son medios de expresión, como lo son de transporte el avión y el colectivo. ¿Pero cuánto tienen en común el avión y el colectivo? Lo mismo se puede aplicar a TV y Teatro.
Actualmente, los costos de las entradas teatrales, no pueden llegar a cubrir superproducciones como se acostumbraba a hacer en Broadway, o el teatro clásico de siglos atrás, cuando estaba apadrinado por la aristocracia o "nobleza" (pongo nobleza entre comillas, porque de nobles... pocos merecieron ese título que solía ser ganado a fuerza de servicios con la espada, masacrando otras culturas vecinas o simplemente heredado por parentesco).
De tal modo que aún las grandes producciones comerciales corren el riesgo de perder dinero respecto de lo invertido y, por lo tanto, se ven obligados a recortar toda clase de gastos al máximo.
Por tanto, la conclusión a la que se llega es: Lo último que debe "recortarse", o en lo que se debería evitar el "ahorro", es en la calidad de argumento y actuación. Todo lo demás puede llegar a ser prescindible.
Sin ir más lejos ¿cuántos monologuistas de bar o cafés, sólo "conversan" o monologan sentados en una banqueta, o moviéndose en torno a la misma, sin más recursos que priorizar las luces ambientales sobre ellos? ¡Y hay monólogos y monologuistas EXCELENTES! Que atrapan desde sus primeras palabras hasta el final.
He tenido la oportunidad de ver un teatro callejero muy particular; en el cual un maestro de ceremonias o vocero iba presentando a los personajes y su relación con los demás o características omitidas en el texto. Los actores estaban vestidos como cualquiera de nosotros. Salían de entre el público a sumarse en la escena que le correspondía y regresaban a utilizar al público de bambalina, cuando debían dejar el supuesto proscenio.
Prejuzgando mala calidad, sólo me quedé por curiosidad en base al entusiasmo y pasión que noté en el presentador. Disfruté a esa obra como a pocas en mi vida. No había ido a ver teatro. No había escenario ni otra cosa teatral, que no fueran los actores. ¿Por qué pude disfrutarla y aplaudir con entusiasmo?
Creo que si al teatro, como a las capas de una cebolla, le vamos sacando los aditamentos clásicos, en definitiva, como esencia o corazón, nos quedará lo que Grotowski definió como "teatro pobre": Argumento y CALIDAD en su representación.
Después de todo, los narradores, cuando eran talentosos ¿no eran EXPERTOS en hacernos VIVIR y SENTIR sus relatos como propios? Y sólo narraban con algunos aditamentos tipo radio teatro. Es un buen ejemplo de calidad actoral con buenos argumentos.
Personalmente, he tenido la fortuna de que mi padre (que conoció y oyó buenos narradores), cuando yo era chico, ocasionalmente nos narrara a mi hermano y a mi algunas historias tratando de emular a los narradores profesionales. ¡Jamás olvidaré cómo nos llegaban algunos detalles bien logrados de esos relatos; como las descripciones ambientales en las que hasta nos hacían temblar de frío con su detallismo de la nieve y el viento gélido, comentando hasta el crujir de la nieve escarchada bajo los pies insensibilizados, mientras caminaba en la noche oyendo el lejano aullar de los lobos.
El modo en que cambiaba las inflexiones de su voz, reproduciendo los sentimientos o creando expectativas, además de suavizarla o darle énfasis repentinos, nos hacían agazapar o sobresaltar en nuestras camas.
Muy pocos actores y monologuistas he visto u oído con tal manejo de las expresiones y voz. De saber crear el suspenso y clima a través de lo que van diciendo. Y esa característica INDISPENSABLE en la calidad actoral, me da la sensación de que está casi perdida. No porque se la ignore, si no porque es raro ver que las manejen apropiadamente en escena. Como el caso de los silencios expectantes, donde el actor, con su actitud corporal (además de la labor previa), DEBE crear suspenso y SOSTENERLO; más que sobre sí mismo y su actitud, sobre la trama que está representando haciendo que la vivan los espectadores.
Quizás se deba a que la mayoría de los argumentos aluden (y se quedan) en cosas cotidianas que no permiten un mayor despliegue.
¿Ustedes qué opinan?
#2 PublicidadPublicado el 29/09/2016 a las 17:26:13 Publicidad

Reglamento de los foros



. Sobre este sitio | Staff | FAQ | Estadisticas | Cómo anunciar | En Facebook | En Twitter | Tecnoescena | Contactarse .

. . : : . e-planning ad