Inicio | Foros | Castings | Cartelera | Cursos |
Buscar  en 
Nuevos usuarios
Para particiar debes ser un usuario registrado.
Registrarse es gratis y muy rápido.
Usuarios existentes
recuperar clave

Foros > El teatro en el contexto argentino actual

#1 Sawedal Publicado el 21/11/2002 a las 00:51:36 El teatro en el contexto actual

Hola a todos. No sé bien por qué hasta ahora sólo he seguido el tema "de lejos". Pero ayer me puse a releer todos los mensajes corridos y me apasionó el tema.
Claro que yo tampoco estoy viendo mucho teatro y no puedo considerarme muy "empapado" de lo que se está haciendo. Pero entre todos los mensajes, leídos sin tanta separación de tiempo como tardaron en publicarse, me surgieron algunos pensamientos que aporto y quizás puedan ayudar.

INTRODUCCION DE CONTEXTO

Si hacemos una mirada general, como suelen hacer los seguidores de la historia en el tiempo. Desapegada de emociones que nos involucren con los acontecimientos y prestando más atención a los detalles que significaron una punta de ovillo, creo que aparecerán evidenciadas las respuestas de lo que se ha planteado casi coincidentemente en los distintos "foristas" (panelistas o expositores).
Desde la revolución industrial y las guerras mundiales con aparición de métodos de eliminación masiva. Sumando luego a los hiper avances en materia de transporte y comunicaciones. Es como si la humanidad hubiera dejado el "útero" del entorno del propio pueblo extensible a la idea país, para hallarse en una maroma de culturas e ideologías que no logró comprender y asimilar en el breve lapso histórico con que ocurrió semejante cambio. El globo terráqueo pasó a ser tratado como una aldea (aldea global), pero a diferencia de lo que dio a entender Alvin Toffler, los miembros de esta aldea somos todos nuevos (acostumbrados al aislamiento) y, además de no conocernos entre nosotros, somos de culturas e ideologías tan diversos que, más que una aldea, somos una galería o zoológico de características humanas que intentan sobresalir para no ser avasallados (despersonalizados) por otros (costumbres o ideologías).
Es decir: Las costumbres y tradiciones con las que nos hemos criado, de pronto son perimidas o muy cuestionadas. Aparecen "modas" y "estilos" que "arrasan" con opiniones favorables o contradictorias, pero caen en una especie de olvido o "muerte funcional" en apenas un par de años. Ejemplo: Estudiar la carrera de computación. En los años setenta, era casi como ser ingeniero, aprender programación en ¿COBOL? (las tarjetas perforadas que son casi inexistentes). Similar puede aplicarse a casi todas las áreas del quehacer humano social (actividades). ¿En qué puedo invertir mi vida, que después no me lo avasallen dejando "perimidos" tantos esfuerzos? ¿Quién tiene razón? ¿Cómo saberlo?
La vertiginosa velocidad de los cambios, como a un nadador que está en el agua (y en un remolino) dificulta poder establecer puntos de referencia de la dirección a seguir. Porque no puede dejar de nadar, para evitar ahogarse. En la vida, hay que seguir haciendo, aunque no sepamos cuál de todos los rumbos es el más acorde.
Los intereses comerciales de algunos empresarios, más el egoísmo exacerbado de algunos "doctos" que plantearon absurdos desde su ¿ingenioso? malabarismo dialéctico de conceptos con tal de sobresalir, han revuelto las aguas psicológicas sociales, como una tormenta en alta mar a un bote salvavidas. Todos estamos remando, tratando de que la siguiente ola no nos dé vuelta al bote. Pero en este contexto de remar para que no se nos hunda el bote ¿Cómo evitar que la marejada no nos aleje más de la orilla o puerto más cercanos?

EL TEATRO EN EL CONTEXTO

Ingresando al tema teatral específico ¿cuántas corrientes y técnicas teatrales han aparecido en las últimas décadas? ¿Cuántas voces se alzaron como un coro disonante respecto del camino óptimo para mejores resultados?
Lo que quedó, es lo que cada uno pudo extraer y asimilar de tanta parafernalia de información y tecnicismos. Que, en virtud a la capacidad de cada uno y la información que priorizó... así es la conclusión.
Por esto es que la mayoría nos consideramos inacabadamente formados en relación al total. ¿Habrá alguien que haya podido mantener la lucidez, aprender todo y poder explicarlo claramente? LO DUDO.
LA ACTITUD INDIVIDUAL
Para peor, las corrientes de moda y las necesidades personales y económicas nos urgen, como el "mantenernos a flote" o "remar" ¿qué hacer? ¿Colocar la quilla a favor de las olas para no hundirnos? ¿O poner la quilla de lado en dirección a esas luces que consideramos tierra firme? Es decir: ¿Hacemos lo que sabemos que el público aún consume o la crítica ve con buenos ojos? ¿O corremos el riesgo de ser absolutamente ignorados por hacer lo que nos parece que ES TEATRO? ¿Existe un punto medio posible? ¿Cuál es?
Si a esto sumamos el normal deseo de sobresalir con alguna genialidad de inventiva o creatividad, acorde a los tiempos actuales que permiten una sonora repercusión (con lo que conlleva la repercusión amplia), creo que está evidenciada la punta del témpano y su posible tamaño real.
"Cada maestrito con su librito" dice un viejo aforismo. Hoy es más válido que nunca. A cada quien no le queda otra que hacer su propio sistema en base a las conclusiones a las que pueda arribar. Coincidiendo con mucho de lo que ya hay, como una receta "nueva" con ingredientes comunes.
¿Cómo el teatro mundial, no sólo argentino, va a estar exento a estos detalles?

EN ARGENTINA, HACIA LA CONCLUSION

Es claro que, la mayoría de los que queremos hacer las cosas como es debido, por estar viviendo esta realidad, no podemos dejar de trasuntarla en lo que hacemos. Así sea de modo inconsciente. Reflejar nuestro interior a través de lo que hacemos. Pasa por el cómo vive y siente cada uno a esta realidad.
Y aquí, entra a tallar en la cuestión el calidoscopio de las personalidades individuales.
Sin embargo, en lo que a la general se refiere, creo que el teatro jamás dejó de expresar al contexto del cual surge. No sólo por los temas y autores que elige, si no por todo lo demás que también le da forma.
Como expuso Javier, el cooperativismo, " a la gorra", con escasos recursos. Que históricamente pueda reconocerse al contexto... es otro tema.
Aquí ya es cuestión casi exclusiva de las obras que se representan; los argumentos que se eligen y cómo se los trata.
Sin embargo, considero que nunca han faltado lúcidos analistas de los acontecimientos históricos en cada área de actividad, y que podrán deducir el ánimo y necesidad interior del público y los realizadores de teatro, a través de las obras que más predominaron en carteleras o que más grupos llevaron a escena.
Invito a quienes están leyendo estas líneas, a imaginar por un momento que hemos trascendido el tiempo en poco más de 20 años. Que miremos al contexto actual como si YA HUBIERAN PASADO MAS DE 20 AÑOS DE ESTE MOMENTO. Hasta un siglo si se quiere, para poder desapegarse emocionalmente. ¿Cómo lo recordaríamos? ¿Cómo sería la descripción? Esa descripción ¿no sería acorde o coincidente al contexto social actual?

REDONDEO FINAL

En lo personal, me parece que si.
Me parece que la gran variedad y la poca duración en el tiempo reflejan claramente los tiempos e idiosincracia general. Es la típica turbiedad que se produce cuando todo está revuelto. La que no permite ver algunos detalles, porque inmediatamente quedan "enturbiados" por otras cosas.
Al igual que la pobre calidad (hay meritorias excepciones), que evidencian también que "el que mucho abarca poco apreta". Es decir: el tratar de imbuirse y probar a tanto que hay "al alcance de la mano" impide o dificulta mucho profundizar (y especializarse) en un área particular. La mente, como el estómago, necesita de sus propios tiempos para "digerir" y "asimilar". Tiempos que no se les están dando por la velocidad con que acontecen las novedades.
Tengo la convicción de que si todos nos decidiéramos por tratar de pulsar a nuestro público particular antes de decidir qué obra poner en escena. Y al buscar obras hacerlo desde la doble óptica y sensación: ¿Qué me dice a mi? y, como segunda parte, respecto del público que acostumbra asistir a mis representaciones, más el que PODRIA SUMARSE y NO ASISTE ¿se sentirá SATISFECHO (por lo que le dejó) de haberla visto si la pongo en escena con los medios que dispongo?

Reitero: Me parece que es desde estos últimos planteos de donde se debería partir y que demasiados lo han perdido de vista.
#2 PublicidadPublicado el 05/12/2016 a las 07:28:34 Publicidad

Reglamento de los foros



. Sobre este sitio | Staff | FAQ | Estadisticas | Cómo anunciar | En Facebook | En Twitter | Tecnoescena | Contactarse .

. . : : . e-planning ad