Inicio | Foros | Castings | Cartelera | Cursos |
Buscar  en 
Nuevos usuarios
Para particiar debes ser un usuario registrado.
Registrarse es gratis y muy rápido.
Usuarios existentes
recuperar clave

Foros > ¡¡ C H A R L A S D E C A F E !!

#1 Sawedal Publicado el 27/09/2002 a las 07:38:10 Del "CAOS" del proceso creativo.

Como creativo-autodidacta, tengo la "fortuna" de no estar limitado por muchos de los esquemas que se nos imponen a través de la educación formal (con la cual tengo serias e irreconciliables disidencias).
Desde esta posición externa (contrapuesta o diferente) al común denominador y como creativo que soy (quizás mediocre, pero creativo al fin), es que tengo la intención de aportar mi concepción respecto del "CAOS" del proceso creativo.
Me han apasionado las biografías (a las que tuve acceso) de personas que sobresalieron anormalmente en la historia, reconociendo en ellas detalles aparentemente incomprensibles que he vivenciado en carne propia.
La mayoría de ellas, forman parte del proceso creativo o los aledaños del mismo.
En primer lugar, las actitudes o modos de vida rotulados como: veleidosos, snobistas, excéntricos, desordenados, inconstantes, y hasta caóticos o con momentos de locura o enajenamiento.
Einstein, acostumbraba pasar horas tocando el violín (aunque era un pésimo ejecutante), sobre todo cuando tenía en mente algún conflicto o inquietud en ciernes. Esta práctica, lo que le permitía, era dejar que la atención se desconcentrara de lo mundano y cotidiano. Que la razón se durmiera o embotara, permitiendo que el inconsciente (o Yo profundo) se manifestara.
Es una "técnica" válida (en algunos, según la personalidad) para lograr lo que sabiamente proponen la mayoría de las escuelas-filosóficas orientales cuando se refieren a lo que suele traducirse (y conocerse) como "poner la mente en blanco" para dejar que surja o aflore lo que sea. (si es que surge algo, porque al principio, para quienes no están acostumbrados, es como si no surgiera nada y es sólo falta de práctica).
A través de este ejercicio (o técnica) lo que se logra es permitir al inconsciente manifestar lo que, por esquemas impuestos socialmente a través de la educación recibida (de padres, entorno y académica), nos han prohibido tener en cuenta; sea por ridículo, vergonzante o estar en contra de los intereses o costumbres de quienes han tenido influencia en nuestra formación.
Por esta razón, las primeras cosas que suelen surgir en estos ejercicios, son tímidas alegorías de traumas irresueltos que, poco a poco, se van haciendo más claras y evidentes. Pero no está limitado a eso, también aparecen las necesidades insatisfechas, como las RESPUESTAS que no podíamos hallar conscientemente a planteos que nos hemos formulado (y teníamos la convicción) de que podíamos resolverlos.
Es lógico que la mayoría de las personas denominen como CAOS a esta actitud, dado que la teórica pérdida (aunque sea momentánea) del control de nuestros pensamientos, puede desembocar en la locura del dolor y angustia que produce el surgimiento de algún trauma irresuelto. Razón por la cual hay que tener cuidado con esta clase de ejercicios que, algunos profesores de teatro, irresponsablemente, minimizan sus consecuencias o sobre valoran su capacidad para manejarlos y no logran contener adecuadamente a actores en los que asoman crisis personales y quedan desestabilizados interiormente. (a veces de modo muy serio; otras, sólo por algunos minutos en apariencia, pero varias horas del día, corroborado con posteriores conversaciones "íntimas" con compañeros de teatro). (Por "íntimas" me referí a la total confianza de la confidencialidad, fuera del contexto sexual).
Si a esto agregamos que la sociedad en general se jacta de racional y, más que razonar, abusa con la distorsión egoísta (a conveniencia) de conceptos, es lógico temer la pérdida de control (manipulación) de las propias ideas.
Por estas razones, es normal que una persona creativa se habitúe a no pensar como los demás y regirse más por sus emociones y sensaciones... hasta el punto de caer en extremos "caóticos" (más bien excesivas licencias), algunas de ellas verdaderamente insanas como la adicción a estimulantes; alcohol; drogas; o experimentaciones que se transforman en perversiones (sexuales incluidas). Dependiendo mucho, de la contención y comprensión humana que hayan tenido, además de la propia naturaleza de cada individuo. Todo por tratar de llegar más lejos en el proceso creativo y a la vez que huir de la dolorosa incomprensión de las personas que se rigen por los parámetros sociales comunes.
Thaikowsky y Oscar Wilde canalizaron bastante a través de la sexualidad. El primero con su propio género y el segundo hacia la pedofilia (amante de niños). Salvador Dalí... es otro de los claros ejemplos de licencias excesivas. Mucho más moderados fueron Conan Doyle (opiómano) y ejemplos de sanidad Albert Einstein (se estimulaba-embotaba musicalmente) o el Mahatma Ghandi, que poseía un óptimo manejo de sí mismo sin necesidad de recurrir a estímulos o embotantes de la razón. Claro que este último se crió en un ámbito cuya filosofía es apropiada a tal efecto.
En conclusión: Todo lo que en apariencia hemos olvidado o aparentemente escapó a nuestra atención, está guardado en el inconsciente (o Yo profundo) que, si la persona en cuestión es interiormente sana e íntegra, no debe temer dejarlo surgir, porque se asombrará de la sabiduría intrínseca que pareciera poseer, cuando no es más que dejar de lado las trabas auto impuestas socialmente. En el caso de quienes poseen conflictos o tendencias, es recomendable que lo intenten, pero bajo la supervisión de una persona capacitada (y que merezca la confianza) para contenerla adecuadamente en caso de crisis emocionales y psicológicas, aunque no sea específicamente un profesional de la psicología.
Claro que esta clase de práctica suele insumir, en ocasiones, gran cantidad de tiempo que, por el modo de vida occidental (sobre todo actual, en el que nunca alcanzan los tiempos), pocos podemos permitirnos esta clase de "lujos" o forma de vida con cierta asiduidad.
(Para mayor información, no dude en consultar por este medio, las 24 hs. del DIA, aunque sólo le garantizo buena predisposición cuando tenga tiempo y se me dé la gana, si es que me vienen las ganas de responderle).
SSS (Su Seguro Servidor) Genio Enloquecido (Por no reconocer que soy un caótico ordenado en la orden de mi caos).

#2 Javier Acuña Publicado el 07/10/2002 a las 18:56:49 Re: Del "CAOS" del proceso creativo.

Querido Sawedal, yo también soy de tendencia autodidacta. Te voy a contestar en mas detalle pero ahora me tengo que ir, pero quiero preguntarte algo que anticipa cual va a ser mi contestación. Muy gracioso tu comentario sobre Superagente 86. Y me viene al pelo para lo que quiero decir. En esta serie... los malos son CAOS... ¿y recordás como se llaman los buenos? CONTROL. ¿Qué sorpresa, no? De un lado CONTROL y del otro CAOS. ¿Es posible CAOS sin CONTROL? ¿Es posible CONTROL sin CAOS? Como verás... en el fondo son extremos de lo mismo. Pero extremos. Por lo tanto si existe CONTROL, CAOS existe en algún lugar y viceversa. Cuanto más miedo a CAOS tenemos, buscamos más control para protegernos. Otro ejemplo (y este es tan contundente que no te vas a poder escapar... jeje). Mirá lo que pasa en el foro vecino... de pronto apareció el CAOS. Frente al miedo que el CAOS produce... más CONTROL... esto es borrar mensajes, moderación más estricta, etc. La clave está aquí en el miedo. Sucede que el CAOS produce miedo... por lo tanto es bastante dificil de afrontar. Pero esto tambien es revelador... muestra cosas que están quedando afuera del control... Sallesses escribió un mensaje interesante con textos de Sinisterra que vienen muy al caso. Hablan del teatro, la dramaturgia, la creatividad y las reglas... Es gracioso, casi parece escrito para nuestro debate. Me parece que es interesante que lo leas. Pulsá aquí para leerlo. Está en otro foro. Te aseguro que estamos insertados en el juego de la polarización de opuestos de una forma tan profunda que es dificil darse cuenta. Por eso mismo, no adhiero mucho con el mensaje explícito en las obras (me refiero a la política o denuncia). Creo que estamos tan polarizados que lo explicito en el contenido solo da cuenta de la distancia que tenemos del otro opuesto... por lo tanto, es más de lo mismo, reproducimos lo mismo que pareceriamos odiar... después de todo ¿qué es el amor y el odio si no extremos de una misma cosa? ¿Qué estoy obsesionado con el tema? Si, es verdad. Saludos.
#3 PublicidadPublicado el 25/09/2016 a las 09:20:55 Publicidad

Reglamento de los foros



. Sobre este sitio | Staff | FAQ | Estadisticas | Cómo anunciar | En Facebook | En Twitter | Tecnoescena | Contactarse .

. . : : . e-planning ad