Buscar  en 

Tom Stoppard

Tom Stoppard (Tom Straussler), nació en Zlin, Checoslovaquia, el 3 de julio de 1937, aunque por diversas razones transitó por Singapur, Darjeeling (India) y finalmente se estableció en Inglaterra, donde su madre, entonces viuda, se casó con Kenneth Stoppard, mayor de la armada británica. A la edad de 17 años abandonó la escuela y comenzó a trabajar como periodista en un diario de Bristol. Se destacó por su talento como crítico de teatro, actividad que también ejerció para la revista Scene, donde escribió bajo el seudónimo de William Boot, el mismo que empleó en sus primeras producciones dramáticas. Stoppard escribió diversos trabajos para radio y televisión. El éxito le sobrevino con Rosencrantz y Guildenstern han muerto (1966), estrenada en el Edinburgh Fringe Festival y luego producida en la prestigiosa National Theatre Company en el Teatro Old Vic de Londres en 1967. Stoppard a los 29 años obtuvo su mayor suceso teatral que lo catapultó como uno de los creadores contemporáneos más importantes y reconocidos. Pocos dramaturgos son tan célebres por su virtuoso dominio del idioma. Considerado como un maestro de la comedia, sus obras han cautivado a los amantes del teatro durante más de treinta años. En los años sesenta escribió su primera obra: Un paseo por el agua, así como piezas cortas para radio y relatos. Escribió también una novela, pero su gran éxito como escritor le llegó con el teatro. Su obra Rosencrantz y Guildenstern han muerto (basada en dos personajes secundarios de Hamlet) fue aclamada por crítica y público tras su estreno por el National Theatre. Se convirtió en un clásico del teatro moderno, y estableció así un modelo de fusión entre historia y literatura, uno de los distintivos de su obra. Al contrario de muchos de sus contemporáneos británicos, las primeras obras de Stoppard no se ocupaban de cuestiones políticas o conflictos de clase. En lugar de eso, se convirtió en un maestro de los juegos de palabras ingeniosas y de la creación cómica. A través de ella examinaba las contradicciones entre la experiencia vital y la filosofía.
Como muchos dramaturgos de 1960 y 1970 — Sam Shepard en Estados Unidos, Peter Handke en Austria - Tom Stoppard en Inglaterra creaba obras en torno al lenguaje: el lenguaje como juego, el lenguaje como sonido, el lenguaje como barrera, el lenguaje como reflejo de la sociedad. A veces, en sus obras, el diálogo puede leerse como un mero intercambio racional de información, y reflejaron también, la frustración de la sociedad frente a un mundo destructivo aparentemente incontrolable.
Tom Stoppard creó un sorprendente material dramático, tan entretenido como revelador. Sus mejores trabajos incluyen The Real Inspector Hound (1968), Night and Day (1979), Native State (1991), Jerséis (1972), Travestis (1974) Todo buen chico merece un favor (1977), su primera obra política. Después vendrían Algo auténtico (1982), Arcadia (1993) y La invención del amor (1997). Stoppard también ha escrito guiones cinematográficos para célebres películas: Brasil (1986), El imperio del Sol (1987) y Shakespeare in love (1998), Oscar al mejor guión. Editó una única novela Lord Malquist and Mr. Moon (1966)
Desde 1977, Stoppard se involucra en la defensa de los derechos humanos, en particular por la situación de los disidentes del este europeo y la Unión Soviética. Visitó Rusia como miembro de Amnesty International. Visitó Checoslovakia, y se reunio con Václav Havel. Stoppard integra las comisiones del INDEX ON CENSORSHIP, Amnesty International, y el Committee Against Psychiatric Abuse, y ha escrito numerosos artículos sobre derechos humanos.
Su visión política y su compromiso trasciende en su trabajo. Every good boy deserves favour (1977) fue escrita por pedido del músico André Previn, y está inspirada en la vida del exiliado y disidente ruso Viktor Fainbergm, recluído en un hospital de enfermos mentales.
Professional foul es una obra para televisión escrita como a contribución a la declaración de Amnesty Internacional de 1977 como el Prisoner of Conscience Year. En Mayo del 2000 recibió de la Reina Isabel la Orden al Mérito de Inglaterra que lo convirtió en sir Tom Stoppard. El Círculo de Críticos de Teatro de Nueva York premió a The Invention of Love como la mejor obra de la temporada 2000-2001. Se trata del quinto premio que recibió Stoppar, junto a Rosencrantz and Guildenstern Are Dead (1968), Travesties (1976), The Real Thing (1984) y Arcadia (1995).

Espectáculos en los que participó:


Herramientas
Enviar esta ficha por mail
Imprimir
Social
Compartir en
¿Cómo publicar aquí?
Publicar mi espectáculo
Publicar mi casting
Publicar mi convocatoria
Publicar mi curso o taller
Publicar mi sitio web
Publicar mis datos y foto
Publicidad y Anuncios

Suscripción al boletín
Ingrese su E-mail
Suscribir
Borrar







. Sobre este sitio | Staff | FAQ | Estadisticas | Cómo anunciar | En Facebook | En Twitter | Tecnoescena | Contactarse .

. . : : . e-planning ad
cached