Miércoles, 22 de Febrero de 2017

Opiniones sobre Un judío polaco

  • Miércoles, 25 de Junio de 2008Un judío polaco

    Mariani

    El texto me pareció maravilloso: se logra inteligentemente un equilibrio entre lo poético (hay pasajes realmente bellísimos) y lo ideológico (un discurso fragmentario que sin embargo le da continuidad a la historia del terror del holocausto, la historia del terror argentina y a la historia universal de la infamia, como dijo alguien alguna vez). No conforme con eso, se da otro paso y se abordan vínculos familiares densos, donde la psiquis lastimada de las víctimas también es capaz de herir. Un paso jugado, muy en el límite y muy bien resuelto. Nos hace cobrar dimensión de la magnitud del daño, que trasciende a la víctima directa (algo que no siempre estamos dispuestos a ver, sobre todo, cuando hay interés en dar vuelta la página). El arte aparece como instancia superadora del panfleto y del puro formalismo. Brillante sentido del humor, que aparece siempre en el momento justo para darnos un respiro ante semejante carga emocional. Todo fluye en la obra naturalmente: lo real, la ficción, la metaficción, el teatro, la parodia, los medios audiovisuales, el vaivén entre el pasado y el presente. La incorporación de todos los espacios, con cortinas que se descorren para más tarde volver a correrse; una iluminación que nos hace creer que por ese escritorio pasa todo, que esos objetos tienen un peso tremendo, a pesar de ser casi una fotografía antigua, que tiñe de sepia al mismo presente. También esa me pareció una imagen fuerte. Aunque lo que prevalece es que más fuerte es la realidad. Convincente trabajo de los actores. Excelente dirección y puesta. Gran acompañamiento por parte de las "artes técnicas": iluminación, sonido y escenografía abdolutamente logradas.
    Espectáculo MUY recomendable.
  • 1




e-planning ad