Sábado, 21 de Enero de 2017

Opiniones sobre Tumbada blanca en blanco (2)

  • Miércoles, 29 de Agosto de 2007Tumbada blanca en blanco

    Carla

    ´Fue una experiencia profunda y desgarradora que no cayó en lugares comunes ni en golpes bajos. El trabajo de María Marta Guitart es destacable.
  • Viernes, 13 de Julio de 2007Tumbada blanca en blanco

    Nicolás (2)

    Tumbada es una obra fuerte. Y como dice en la postal que oficia de programa, es una obra necesaria.
    La obra pega fuerte y lo hace desde el principio por que, ya apenas comenzada, nos damos cuenta de que no nos dará respiro.
    El texto de Carina Maguregui basado en la obra "Doma", de la misma autora (editorial Alción, 2004) es avasallante, asfixiante y doloroso en todos los aspectos. Es un texto crudo y a la vez poético, que castiga sin miramientos los cimientos podridos de un sistema medico y hospitalario corrupto y colapsado.
    Y cuando digo que la historia es dolorosa, eso se potencia al saber que todo lo que en la obra sucede se trata de una hecho real.
    La obra nos muestra hasta que punto puede llegar el ego medico que no encuentra respuestas al padecimiento de una paciente y, en lugar de curar, transforma toda su acción en un descarnado ensañamiento "terapéutico".
    La historia corre por las venas de Angela Zaño, en una soberbia y desgarradora composición de Maria Marta Guitart que eriza la piel en cada gesto y en cada palabra. El elenco esta integrado por un excelente grupo de actores en el que merecen, también, una gran mención las conmovedoras interpretaciones de Alcira Reinhold y Erica Manuale como las otras dos pacientes. La de Martín Campos como el medico "bueno" y las de German Torres, Maria Ahuad, Hernan Yanco y Gustavo Curcho como los "otros medicos" y la liberadora interpretación de "Cabeza" llevada a cabo por Esteban Vazquez.
    Se nota oficio y ensayo. Y por eso felicito a la directora ya sea, por la elección del texto, tanto como por la de los actores que componen el elenco.
    Vi la obra dos veces y en las dos oportunidades me provoco el mismo sentimiento que produce el ver a alguien totalmente desprotegido, que ya no es dueño de su voluntad, de sus deseos ni de su cuerpo. Me provocó la terrible sensación de ser el testigo de un ser a quien, en nombre de una inexistente cura, le quitan el derecho mas importante que tiene todo ser humano. El derecho a elegir.
    Y desde el momento en que un ser humano no puede elegir, ya no esta vivo aunque los signos vitales digan lo contrario.
    La obra debería ser vista por todos y debería contar con mas auspicios oficiales de los que cuenta.
    Felicito a los actores que son creíbles en cada uno de los papeles (sinceramente yo les creí todo a todos!)
    Felicito a la autora por el coraje de llevar adelante, en una obra teatral, esta dolorosa historia propia. Y tambien la felicito por lograr que en el transcurso de la historia nos llenemos de inquietudes, de preguntas que, al llegar al final de la obra, son respondidas por la única respuesta existente. Esa que todos conocemos... la de que todos los seres humanos tenemos que defender con uñas, dientes pero sobre todo con dignidad (y la dignidad de Ángela da escalofríos) el derecho supremo que todos tenemos a elegir, que es lo que queremos hacer con nuestra propia vida.
    Por que al fin y al cabo, es nuestra vida.
    Felicitaciones a la directora por el compromiso de llevar adelante la obra.
    Felicitaciones a todos los que hacen Tumbada blanca en blanco!!!
    Vayan a verla!!!!!
  • 1




e-planning ad