Martes, 06 de Diciembre de 2016

Opiniones sobre El vuelo (4)

  • Domingo, 27 de Agosto de 2006El vuelo

    Juan (3)

    Debo reconocer el trabajo corporal que realizan la mayoría de los actores, pero en cuanto a la dramaturgia y la puesta en escena me parece un espectáculo malísimo... varias veces tuve ganas de levantarme e irme... no tiene tensión dramática y me parece una falta de respeto que se escuden en una versión libre de la obra chejoviana... una pérdida de tiempo y dinero....
  • Martes, 22 de Agosto de 2006El vuelo

    Cecilia

    Hola Chicos!!! La verdad en nombre de mi novio y mío, queremos felicitarlos por la obra, nos hicieron pasar un momento excelente!!! nos divertimos mucho y también nos hicieron pensar... la verdad que todos realizan su personaje de una manera espectacular! :o) Mis felicitaciones nuevamente y esperamos volver a verlos!
    Un abrazo!
  • Domingo, 30 de Julio de 2006El vuelo

    Cecilia (4)

    El Vuelo es Caída. Por Cecilia Rojo

    Como en una perspectiva retórica, “el Vuelo” nos transporta hacia un presente conflictivo sin siquiera darnos cuenta. En unos minutos pasamos del desconcierto absoluto al más alto análisis y aproximación de las verdaderas emociones, que el ser humano puede experimentar.
    Ésta fusión, basada en ideas con textos de Chejov, plantea un ida y vuelta en las relaciones interpersonales y nos deja abierto al interrogante de cómo se dan las emociones en una lucha de “fuerzas”, que funcionan en el accionar de tensiones y distensiones.
    Quizás, sea ese teatro que nos muestra como en un espejo, aquello que muchas veces no queremos ver. Tal como lo planteara Chejov en sus obras, el “fracaso espiritual” está presente y el Vuelo, no delinea el argumento o relato, sino que deja que cada espectador “complete” su propia idea como un estado de ánimo que juega un protagónico. El espacio está muy bien trabajado en relación al lugar, aunque dicha obra, de representarse en una sala más grande, perdería el encanto y la apreciación de esos “estados” emocionales, emergentes a través de una variada exigencia actoral que alterna de vez en cuando en silenciosas pausas como en una fotografía instantánea.
    En éste sentido, me parece más apropiado hablar de “tratamiento” sonoro más que de musicalización ya que puede advertirse no solo el gesto sonoro como apoyatura en el movimiento escénico, sino también la utilización de la voz en vivo, la interpretación, el “recitativo” , la intervención de recursos grabados y la voz en “off” . Cargada de simbolismo el recurso más acertado y destacado en la obra me pareció como valor agregado, el asignado al “micrófono”… fantástico. La dirección muy clara en la puesta escénica y los efectos deseados aunque el principio y la escenografía fueron un tanto confusos, lo cual hacia difícil que uno se situara temporalmente.
    El Vuelo es, una perfecta caída a tierra, que deja al desnudo las emociones, un grito cruento del que clama por amor y por ser reconocido, un vaivén de deseos, presiones y exigencias, una sutil carcajada al género dramático con una chispa acertada en escenas de perfil tragi-cómicas.
    El vuelo es en definitiva, una puesta actualizada de aspectos de la vida, reflejada en una autocrítica versión dramática.
    Vale la pena verla. Felicitaciones, es de destacar la exigencia actoral. Muy buena la fotografía de presentación y me pareció original en alusión a ella, el saludo final como “sello” distintivo.
  • Sábado, 29 de Julio de 2006El vuelo

    Adrián (8)

    El clima que se respira en la puesta es muy interesante. Lleno de búsquedas, guiños chejovianos, un compromiso actoral de todo el elenco. Mis más sinceras felicitaciones.
  • 1




e-planning ad