Sábado, 10 de Diciembre de 2016

Opiniones sobre Budín Inglés (9)

  • Viernes, 25 de Agosto de 2006Budín Inglés

    Giacomo

    Hacia mucho tiempo que no iba a teatro y despues de una dura busqueda me convenci' pos "Budin Ingles". Pues....mejor habria sido envertir el dinero en alchool que por lo meno (aun el dis siguiente me encuentro con resaca) me hace reir un poco. Salido del teatro hube la sensacion de la resaca sin haber pasado por la etapa de la felicidad irracional y peor..con mucha gana de vomitar. OH GRAN MAESTROS S.BECKETT VUELVE A PISAR POR UN DIA LA TIERRA DE ESTOS (DEMASIADOS) COMUNES MORTALES Y PROPORCIONALE SU JUSTA PUNICION!!!
  • Jueves, 27 de Julio de 2006Budín Inglés

    Laura (16)

    Felicitaciones a todos los actores!!!
    La obra es EXCELENTE!!!
    La recomiendo para todo público!
    Divertida, entretenida, profunda y con buenas actuaciones!!!
    No la saquen de cartel que falta que la vea mucha gente...
  • Lunes, 24 de Julio de 2006Budín Inglés

    María (2)

    ALUCINANTE! Felicitaciones a todos! No quería que termine. La obra es tan graciosa como profunda. Cada frase, cada palabra tiene un sentido. Hace tiempo que no veía algo tan bien hecho. Excelentes actuaciones. Gracias
  • Lunes, 17 de Julio de 2006Budín Inglés

    Marta (12)

    Una forma de la felicidad.
    Si sos lector, andá corriendo a verla y si no lo sos, andá también, quién te dice que no se te contagie la fiebre, la maravillosa sensualidad de la palabra expresiva. Palabras que pasan a conformarse con vos, que pasan a pertenecerte implicando un mundo de subjetividades otras que son cuidadosamente apropiadas, interiorizadas.
    La fecundidad del ciclo 'Biodrama' reside en eso, en disparar al espectador hacia sí mismo, en hacerlo resonar con sus propias vivencias. Creo que nunca tanto como en esta obra se podría aplicar el concepto de Pavlovsky de 'Multiplicación dramática'. La obra termina mucho después de los aplausos. Termina o, mejor dicho, continúa después, a la salida, cuando empezás a comentar los libros primeros, los de tu infancia, o bien aquéllos que te marcaron para siempre. Sigue su resonar, ya en tu casa, con tus libros. Los mirás y pensás que muchos de ellos podrían hablarte de épocas de tu vida, otros te despertaron y con eso resignificaron tu pasado y te abrieron alguna posibilidad dormida. Y es una actividad que siempre se renueva. Ayer nomás descubriste a un escritor que no conocías y su íntima compañía fue una nueva apertura. Mañana sabés que el milagro se renovará. Es un poco como la eternidad en la mano.
    En la obra son cinco personajes (cuatro de ellos lectores). Está la que se apasiona por los libros históricos, la que cuenta 'Rojo y negro' con la familiaridad con que se habla de aquellos que están fuertemente implicados en tu vida. Está la que se maravilló con Proust o el lector 'cobarde' que no termina nunca los libros, porque no hay preparación posible para ese vacío desolado al que te arroja la palabra: 'Fin'.
    Una escena memorable al final: Todos los actores leyendo recostados sobre una cama mientras cantidad de libros, en el piso, en la cama enmarcan este encuentro. Una forma de la felicidad...
    Tan buena esta idea de la dramaturga y directora Mariana Chaud. Y tan bueno este proyecto de Vivi Tellas.
  • Domingo, 16 de Julio de 2006Budín Inglés

    Filifor (3)

    Atípico biodrama, ya que los personajes, esta vez, son de ficción.. Pero válidos, en tanto sabemos que están inspirados en lectores de carne + hueso, que documentan modos de estar en el mundo, a partir de sus modos de leer. Los autores y libros mencionados durante la obra –como un budín inglés en medio de las charlas- parecen haber sido para Mariana Chaud sólo una excusa para construir esas “cartografías subjetivantes”, entonces no incomodan (están lejos de pretender “enciclopedizar” a través de “referencias obligadas” o de hacer apología de la lectura). Y uno puede reconocerse rápidamente en gestos de lector: el que nunca termina los libros porque ama los comienzos, el que inventa voces para cada personaje leído, el que lee y recuerda tramos como si fueran un fragmento de su propia vida, el que no ha leído y escucha a otros hablar de lo que ignora, etc..
    Lograron hacer un delicioso inventario, y a través de él, mostrar cierto contrapunto que suele existir entre las tragedias/desencuentros/felicidades cotidianas y las palabras escritas por otros. Palabras escritas por otros: eso a lo que se le llama “literatura”, venido desde alguna página de ese montón de libros caóticamente apilados a los pies de una cama. Y es un acierto que la obra termine allí, en una cama. Algún músico (de quien no recuerdo el nombre) dijo que todo aquello que se puede hacer sobre una cama, constituye lo que realmente importa en la vida. Vayan a verla, a leerla, a recostarse en la butaca del Teatro Sarmiento. Lleven un libro con ustedes, para la vuelta..
  • Viernes, 07 de Julio de 2006Budín Inglés

    Nacho (19)

    Una obra muy interesante y divertida. Muy buenas interpretaciones, pero se destacan Marta Lubos y el que hizo el personaje del comprador (disculpen que no ubique el nombre). Por supuesto que se disfruta mucho mas si el espectador es amante de la literatura. Fue muy lindo recordar frases de algunos libros que he leido.
    COMO RESUMEN me identifico con esta obra porque UNO ES LO QUE LEE (o lo que no lee).
  • Martes, 27 de Junio de 2006Budín Inglés

    Marcelo (33)

    Fuí este Viernes 23/06 a ver la obra. Me pareció muy inteligente y divertida. Los actores fantásticos en sus papéles y en especial las suegras y el comprador.
    Pase un momento muy agradable. Vale la pena y felicitaciones a todos.




e-planning ad