Lunes, 05 de Diciembre de 2016

Opiniones sobre Las preciosas ridículas (2)

  • Domingo, 29 de Febrero de 2004Las preciosas ridículas

    Lupita

    Esta super chida es una obra en la que trata el tema de la supuesta inteligencia de mujeres que creen saberlo todo, es muy interesante la forma en que Molliere transmite esa burla.

    Moliere nació en París el 15 de enero de 1622, en 1643 se unió a la compañía creada por los Béjart, una familia de actores profesionales; en 1662 se casó con una joven de la familia, Armande Béjart. La compañía, a la que Moliere dio el nombre de Illustre Théâtre, actuó en París hasta 1645 e inició un recorrido por Francia durante trece años, hasta que regresó a París en 1658. Luis XIV le prestó su apoyo y le permitió utilizar ocasionalmente el Petit-Bourbon e incluso, en 1661, el teatro del Palacio Real. Con la protección de la corte, Moliere se consagró por completo a la comedia como escritor, actor, productor y director.

    En 1659, estrenó Las preciosas ridículas. Escrita en un estilo similar al de las farsas antiguas; la obra satiriza las aspiraciones de dos jovencitas de provincias. La comedia impresionó tanto que desde entonces hasta su muerte se representó en París todos los años, al menos, una de las obras de Moliere.

    Las sátiras de Moliere, dirigidas contra las convenciones sociales y las debilidades de la naturaleza humana, son, como retrato de la sociedad francesa de la época, más fieles que los dramas de sus contemporáneos.

    La obra fue cerrada, no hubo participación del público. El escenario estuvo muy de acuerdo con le época que se citaba, los vestuarios, igualmente, fueron adecuados a la época. El sonido fue bueno, la música tuvo un buen volumen, lo que permitió la buena apreciación de esa época. El tono de voz fue adecuado así todos podíamos escuchar.

    Esta obra es muy interesante, al hablar de cómo las mujeres nos dejamos llevar por la cursilería, la galantería, las aventuras, como nos echamos manteca en la cara y cosas así por el estilo.

    Yo pude apreciar que las muchachas fueron muy huecas por así decirlo al tratar de pensar que lo único que importa en los hombres es que sean interesantes, hombres de mundo que sepan recitar, tener aventuras y del matrimonio ni decir.
    Sus aspiraciones hacia la búsqueda de hombres de mundo, las llevó a encontrarse con marqueses que eran farsantes que les hicieron creer que ellos sabían del mundo, que sabían el buen arte.


    en pocas palbras de de Po-K
  • Martes, 10 de Febrero de 2004Las preciosas ridículas

    Mariana (2)

    muy buena
  • 1




e-planning ad