Viernes, 09 de Diciembre de 2016

Opiniones sobre Hamlet Duele o el eco de los aplausos que ya no resuenan (17)

  • Lunes, 02 de Mayo de 2016Hamlet Duele o el eco de los aplausos que ya no resuenan

    Anibal

    Espacio Sísmico Teatro Hamlet Duele o el Eco de los Aplausos que ya no resuenan. (Este artículo iba a ser publicado por Puchero News pero por problemas de grilla, resolví hacerlo en facebook).
    Hamlet que no es. Aplausos que no son, pero que son. La Cultura cuestionada. Loperfido sigue ofendiendo.
    Entramos, nosotros el público, a la sala de una manera poco usual. Desde atrás y pasando por los camarines donde los actores se están preparando, el teatro sacramental comienza a ser cuestionado y más adelante será interpelado.
    Suelo pensar con gran intensidad, por momentos, o con mediana en otros que el teatro es o se constituye en el límite exterior de los logros humanos. Lo es estéticamente, y por momentos asume la moral a la que abandona. Su destino parece estar en una frontera muy fina del conocimiento humano y sus símbolos. Se dice y hasta ahora es cierto, que Shakespeare no ha podido ser imitado ni superado, fundamentalmente porque en un momento se vuelve desconocido. Harold Bloom el mayor especialista en Shakespeare intenta explicarlo ““Más que familiar y sin embargo siempre desconocido, el enigma de Hamlet es emblemático del enigma mayor del propio Shakespeare: una visión que lo es todo y no es nada, una persona que fue (según Borges) todos y ninguno, un arte tan infinito que nos contiene, y seguirá conteniendo a los que probablemente vendrán después de nosotros” *
    Hamlet/Shakespeare han dado letra y motivación a los grandes psicoanalistas aunque solo mencionaré a Freud y Lacan quienes proponen revelaciones sobre el otro ensimismado, pero Hamlet termina eludiendo ser revelado él mismo, al igual que las grandes figuras psicoanalíticas que terminan esquivando a sus biógrafos.
    Esta dificultad es un desafío y a lo largo de 400 años han existido múltiples respuestas exitosas y no tanto. En nuestro país y debido al hecho estructural que hemos atravesado un periodo de gran producción cultural, en los últimos doce años surge un libro a todas luces fundamental como Hamlet & Hamlet de Liliana Heer y dos manifestaciones teatrales. Hamlet, la obra shakesperiana en formato original en la interpretación de Gabriela Toscano (la primera interpretación femenina la realizó Sarah Bernhardt en 1899), luego Marcelo Savignone creó una magnífica interpretación Hamlet Vs Hamlet en la cual, mascaras balinesas mediante actuó cinco personajes.
    El año pasado Hugo Martínez actor, director y dramaturgo estrena su Hamlet. Hugo con sus 30 años no cumplidos y una gran potencia creadora escribe y dirige “Hamlet Duele o el Eco de los Aplausos que ya no resuenan” título que encierra una verdadera toma de posición.
    Es difícil copiar a Hamlet y aggionarlo, mas difícil era no copiarlo cuando lo mencionábamos, sin embargo generosas transformaciones culturales permiten, si nos animamos, aludir solo a Hamlet, de la misma manera que cuando hablamos de Edipo ya no nos referimos a Sófocles, a Freud o a Pasolini, o las menciones de Narciso ya no tienen la cita de la mitología griega. Todos son nombres que pertenecen a una cultura popular (populachera o populista que no necesita nota a pie de página)
    Homenajeamos a Shakespeare en los 400 años de su muerte y tratamos de hacer lo que hace y muy bien Hugo Martínez, liberarse del texto famoso y en una audaz dramaturgia, cobrar altura.
    Los actores desde ya en un esfuerzo interpretativo de actuación sostenida, grupal y corporal leen papelitos. Papelitos de locura diría Mariano Blatt, papelitos con frases hechas, repetidas, elocuentes occidentales, culturales, religiosas pero repetidas, se entremezclan con una suave música isabelina que anuncia el duelo, la partida de una ficción que quiso ser hamletiana a otra ficción que pretende no ser. Claro está que enfrentar el no ser es la muerte y eso es el riesgo actoral morir y ser cuerpos en acción .Ser o no ser el gran monologo parece querer filtrarse, pero no lo consigue. Las preguntas de “este” occidente son distintas a las inauguradas por Hamlet, la interpelación de once cuerpos avanza sobre los hechos culturales que espectadores, actores, dramaturgo y director compartimos con asombro y alegría por lo nuevo (¿acaso lo nuevo solo puede producir angustia?).
    Las imagos para el mundo se suceden, desde la reina de un cuento de hadas, que no es reina ni es hada hasta la nostalgia de encuentros con otros que conculquen la soledad en una suerte de road movie teatral sintético e interrogante. Surge la pregunta de lo ausente ¿quién es Hamlet? Yo...Yo…yo. Se entona con fuerza, con gritos, o con letanía, no hay repuesta quizás porque no haya sujeto hamletiano.
    Tampoco está el drama que atormentó a occidente, el incesto salvo una breve alusión quizás como recuerdo se transforma en la acusación violenta: “mi tío mató a mi padre y se acostó con mi madre”. Fuera del texto, al lado o al límite como planteábamos al comienzo la agresión nos incluye, vive en la ciudad que habitamos y se expresa en sus zonas marginales.
    Mientras la búsqueda continua, Federico Díaz (actor de islas Canarias) desgaja un libro, titulo a la vista, actuación intensa para ese título, deja caer una a una las hojas, deja emitir una a una con su voz, con su acento extranjero, de terciopelo cortesano, palabras de enojo y reflexión. Le sucede en otro momento de emoción de la noche, Analía Pelle quien se acerca, toma unos papeles y recita con voz exquisita de cristal “No Longer” poema en ingles de la uruguaya Ida Vilariño expresión de desafío, audacia y mucha, mucha ternura:
    no longer
    we won´t live together
    I won´t raise your son
    I won’t sew your clothes
    I won´t have you at nights
    I won´t kiss you when I leave home
    You´ll never know who I was



    Los actores proclaman su libertad para improvisar para vivir fuera del texto para ser, quizás… sin no ser
    Espacio Sísmico se vuelve Espacio de Aplausos, que no son eco y resuenan.
    Hugo Martínez, se acerca a los actores para recibir su populu recompensa. También para anunciar la ceremonia con la que terminan su función prácticamente todos los teatros de Buenos Aires en abril 2016.

    Consultado:
    *Harold Bloom: Shakespeare, La Invención de lo Humano.
  • Jueves, 28 de Abril de 2016Hamlet Duele o el eco de los aplausos que ya no resuenan

    Ignacio

    Sr director, actores, actrices y a los que andan detrás de toda esa magia que se vive en el escenario: Ayer vi la obra por segunda vez y lo único que puedo decirles es que después de verlos me fui a comer una pizza a lo de un amigo y reiteradas veces se me daba por gritar: YO SOY HAMLET!!! y hoy amanecí de la misma manera... con esto quiero decirles que me gusto mucho lo que hicieron y si bien ya la había visto me volvió a generar un presente hermoso en el transcurso de dicha obra!!! La única critica negativa que haré por este medio es que tardaron mucho en salir, por lo tanto opte en irme sin besaros y abrazaros porque estaba en bici y la lluvia no ayudaba! Sin mas que decir, les mando un abrazo y un beso muy grande a todos y los felicitio!!!
  • Domingo, 24 de Abril de 2016Hamlet Duele o el eco de los aplausos que ya no resuenan

    Delfina (2)

    recomendable
  • Lunes, 04 de Abril de 2016Hamlet Duele o el eco de los aplausos que ya no resuenan

    Sol (7)

    Me encantó la obra! Está muy bien lograda, el trabajo corporal y escénico de los actores es increíble.
    A lo largo de toda la obra se pueden observar las imágenes, tanto grupales e individuales, que van formando las diferentes corporalidades, esas imágenes son profundamente poéticas y potentes, por lo que sobran palabras.
    Felicitaciones a todo el elenco, al director y a todos los que hacen esta hermosa obra
  • Domingo, 06 de Diciembre de 2015Hamlet Duele o el eco de los aplausos que ya no resuenan

    Ricardo (6)

    Ver Hamlet fue una gran experiencia. Ya al entrar a la sala, pasar y ver como los actores están en un pre calentamiento se percibe la energía, la cual va subiendo desde el inicio y sin tener un respiro en todo el viaje en que el espectador se involucra. Magia en el armado de esta puesta, desde la cinta de papel que se pega para dividir un espacio y sentir el chillido al estirarla o la marcha de las mujeres que me traslado a las troyanas. Actuaciones increíbles, donde el Director les dio la llave que habré el conocimiento del camino que necesita la obra. Aplausos y mas aplausos es con lo único que encontré para retribuir tanta entrega. No tengo dudas que en un futuro cercano tanto el director como estos actores, deslumbraran en proyectos a los cuales sera un placer acudir. Exitos!!!!!
  • Miércoles, 25 de Noviembre de 2015Hamlet Duele o el eco de los aplausos que ya no resuenan

    Lucila (2)

    Maravillosa. Estos actores, bajo la dirección de un gran creador, se meten de lleno en el juego de la representación. E inevitablemente, nos guían a nosotros, los espectadores a entrar en esta convención teatral, que no comienza ni termina, sucede. Cuerpos dispuestos a la entrega total, que conmueven, y trazan lineas de energía en el aire. Multiplicidad de imágenes que atraviesan el ser. Una obra maestra que invita a olvidar lo cotidiano y sumergirse en un mundo de pasiones desatadas. Una fiesta teatral para no perderse. Teatro, puro teatro. VAYAN A VERLA!
  • Domingo, 22 de Noviembre de 2015Hamlet Duele o el eco de los aplausos que ya no resuenan

    Federico (2)

    Distinta.Irreverente.Una nueva visión poliédrica de Hamlet… y de Ofelia, o mejor Ofelias. Atractiva y novedosa propuesta de un joven autor/director con un elenco entregado. Gran trabajo y puesta en escena. Mas que una promesa…, una entregada realidad




e-planning ad