Miércoles, 07 de Diciembre de 2016

Opiniones sobre Camila (el musical de un amor prohibido) (7)

  • Martes, 27 de Julio de 2004Camila (el musical de un amor prohibido)

    Martín (3)

    CRITICA PUBLICADA POR EL DIARIO LA NACION:

    VIERNES 16 de julio de 2004

    Puesta muy floja de la historia de Camila  

    "Camila, el musical de un amor prohibido." Libro y letras: Hernán Gonzalo Torres. Música: René Jacobson. Dirección general y coreografía: Gustavo Bertuol. Dirección actoral: Gustavo Lioy. Elenco: Millie Almeida, Gustavo Guzmán, Martín Repetto, Camila Zopatti, Natalia Mañá, Ezequiel Martínez, Martín Andrada, Christian Smith, Rodrigo Cecere, Magalí Brey, Facundo Regina, Sebastián Josid y otros. En el Auditorio Astor Piazzolla, del Centro Cultural Borges. Duración: 100 minutos.
    Nuestra opinión: regular

    En 1989 se estrenó en el Premier una versión musical de "Camila", protagonizada por Mónica Núñez Cortez y Osvaldo Laport, que duró un suspiro: menos de dos meses. Pero la historia de amor entre Camila O´Gorman y el sacerdote Ladislao Gutiérrez es muy atractiva para el género. Hay varias versiones en danza y se acaba de estrenar una de ellas.

    Hernán Gonzalo Torres tomó la anécdota para adaptarla a una actualidad ficticia. Aquí Camila es la hija de Adolfo, un candidato a presidente de la Nación. En tanto, Ladislao llega trasladado de Tucumán y, al toparse con la miseria, las manifestaciones y la represión, abraza la causa de los pobres y se convierte en sacerdote tercermundista. La idea no es mala y el texto de Torres tiene momentos muy interesantes. Sobre todo, en lo que concierne a la figura de Adolfo, el candidato presidencial, un ser corrupto, sin escrúpulos y capaz de perpetuar los actos más viles. Se hace referencia a muchas situaciones políticas actuales y sospechas públicas, como activistas comprados, intercambios de favores y los aspectos más negros de ese ámbito. Pero también peca de ingenua en algunos momentos. Por ejemplo, el cura se sorprende de la pobreza porteña como si en el interior todo fuera esplendor.

    A su vez, el paso de la prosa a la canción no es naturalmente musical, parece impuesto, mientras que las letras, en algunos casos no hacen más que reiterar, trazar una pintura fatua o decir un concepto. En este aspecto, la partitura ofrece una música que parece incidental. Sus melodías no presentan matices y, en casi todas las canciones, es demasiado exigida para estos intérpretes de voces débiles. Hay una recurrencia a conducirlos de una octava a la otra impiadosamente. La música sólo gana en los coros (como la canción "La voz de tu corazón").

    Sin actores

    Gustavo Bertuol tiene una reconocida e impecable labor como coreógrafo, pero en este proyecto debió hacerse cargo de mucho amateurismo. La puesta no es inspirada, del mismo modo que los movimientos escénicos y coreografías. Hay situaciones que no son teatrales, como la escena de amor entre Camila y Ladislao, en la que se transmite sólo frialdad.

    Pero no se puede hacer una obra de teatro sin actores. La mayor parte del elenco de "Camila" no lo son. De todas formas, la labor del director actoral Gustavo Lioy es deficiente porque no se ven en el elenco siquiera las técnicas básicas de actuación.
    Millie Almeida no tiene ni el porte, ni el oficio, ni la voz que requiere un personaje como Camila. Le falta mucho camino por recorrer. En tanto, Gustavo Guzmán tiene buenos momentos, pero no entiende bien a Ladislao y no consigue transmitir el tránsito lógico de sus sentimientos. Durante la mitad de la obra parece no demostrar el mínimo interés en Camila, hasta que, de repente, se enamora. Camila Zopatti, como la madre de Camila, gana a la hora de cantar, pero pierde en la actuación. Entretanto, a Martín Repetto le tocó en suerte el pesonaje más atractivo: el de Adolfo. Pero tiene una marcada tendencia a la sobreactuación, con graves defectos de comunicación con sus compañeros. En el elenco hay una tendencia generalizada de avanzar hacia el proscenio para hablar con la mirada dirigida adelante y no hacia el interlocutor. Casi sin excepción, estos intérpretes tienden a "hacer que" en lugar de vivir, sentir o, simplemente, actuar. La mejor es la niña Magalí Brey, la única que conmueve y expresa sus sentimientos.

    El vestuario de Romina Esquivel es uno de los puntos más flojos de la pieza. El grupo de ángeles que rodean a la abuela de Camila parece más bien una bandada de pájaros exóticos.

    Pablo Gorlero
    http://www.lanacion.com.ar/04/07/16/ds_618817.asp
  • Miércoles, 21 de Julio de 2004Camila (el musical de un amor prohibido)

    Pablo

    Excelente !! es una obra para emocionarse hasta las lágrimas,para reír,para regocijarse con la puesta en escena,la calidad increible de las voces y los coros merecen un capitulo aparte !! Es una muy recomendable obra de teatro que lo tiene todo,por donde se mire !
  • Martes, 20 de Julio de 2004Camila (el musical de un amor prohibido)

    Marisa

    Cuando hay talento en los actores/cantantes,y es buena la música y la letra de las canciones a un musical no le hacen falta grandes escenografias,ni imponente vestuario ni cientos de luces robotizadas.Este es el caso de Camila el musical,con una puesta muy despojada logra transmitirnos las emociones más profundas a través de hermosas canciones interpretadas por magníficos cantantes/actores.Esta obra musical es un gran ejemplo de como con tan poco se puede hacer TANTO.
    FELICITACIONES !!!!
  • Martes, 20 de Julio de 2004Camila (el musical de un amor prohibido)

    Giselle

    Salí muy conmovida de ver este magnífico musical ! fui con muchos prejuicios al saber de antemano que no era la historia desarrollada en la epoca de Rosas.Me parecio excelente la actuación de Martin Repetto encarnando al malvado padre de Camila,que me hizo reir mucho.Impecable las voces de Millie Almeida (camila) y Ezequiel Martinez como el amante de la abuela.Capitulo aparte merece el IMPACTANTE y desgarrador final de este musical.Muy sugerente es la puesta de luces que logra climas perfectos en escenas de pueblo.Lo unico un tanto flojo me parecio que era el vestuario.SUERTE A TODOS !!
  • Jueves, 15 de Julio de 2004Camila (el musical de un amor prohibido)

    Guillermo

    Malisima. Muy mal manejo de los tiempos dramáticos: El cura Ladislao pasa el 70 % de la obra dedicado a los pobres y a la predica tercermundista y, de pronto, por un casual y esporadico beso de Camila, decide abandonar toda su vida de devocion por la causa de los pobres y fugarse con la hija de un empresario fachista y candidato a presidente. No hay NI UN SOLO MOMENTO de TRANSICION, ni de lucha interior del sacerdote, simplemente (y artificialmente) cambia su vida por un besito, el publico no logra entender el drama del persona.
    Lo peor: no hay conficto. La obra se llama: El musical de un amor prohibido, y en ningun momento este amor es prohibido. La obra està ambientada en nuestros tiempos (hasta hay piqueteros en escena), por lo tanto, no tiene nada de prohibido (ni de extraño) que un sacerdote abandone los habitos para casarse con una chica. Y si tuviera algo de prohibido... LA OBRA NO LO DEMUESTRA.
    Muchas puteadas y poca sensibilidad. Y, aunque las puteadas causan gracia en ocasiones, esa misma gracia luego se traduce en algo frívolo, cuando, pocos minutos despues de que el publico se ríe, Camila y Ladislao son asesinados de un violento balazo en la boca. Espantoso.
    Otros detalles: pasa mucho tiempo (decenas de segundos valiosisimos en el teatro) entre escena y escena, con la luz apagada, sin música ni sonido de ninguna indole que le de cierta continuidad a la historia.
    La música: Aburrida, lineal, monotona, insulsa. Todas y cada una parecen basadas en el arrorró.

    De todo este mamarracho se salvan dos actores: Camila Zopatti y Martín Repetto, realmente lucharon contra viento y marea (léase: contra guíon y musicalización) en sus papeles, y dieron lo mejor de sí. Muy buenas actuaciones de parte de ellos dos. En cuanto a Millie Almeida (Camila), tiene mucha fuerza y defendió bastante bien su personaje. Gustavo Guzman (Ladislao) brilló por su ausencia (en la SEGUNDA FUNCION), asi que no hay opinion. Lo reemplazó Pablo Grande, que si bien no se lució en lo actoral, hay que destacar que tiene unavoz hermosa.

    RESUMEN: Los actores muy buenos, pero claro... Cuando el guionista y el que hace la música fallan, todo lo demás resulta escalofriante.
    CONSEJO: Vayan y aprendan lo que es un musical mal hecho.

    Besitos!
  • Jueves, 15 de Julio de 2004Camila (el musical de un amor prohibido)

    Juan

    Excelente Adaptación de esta histórica HISTORIA DE AMOR !!!!
    Excelentes las canciones,la música es Perfecta.Con un gran sentido estético en la excelente puesta de luces,en este musical se respira una increible potencia de todo el elenco que logra una impecable performance contándonos esta maravillosa.Capitulo aparte merecen las actuaciones y poder vocal de los protagonistas.
    historia !! FELICITACIONES A TODO EL GRUPO CREATIVO DE "CAMILA" .
    A los que no la vieron todavia corran ya mismo ,porque tengo entendido que serán pocas funciones en Capital ya que tienen programada una gira Nacional que segun parece comienza en Agosto.
  • Miércoles, 14 de Julio de 2004Camila (el musical de un amor prohibido)

    C.j.m.

    Habiendo asistido a muchas por no decir casi todas las comedias musicales de los ultimos tiempos
    desde aquellas de grandes producciones , a otras de no tanta envergadura ; debo reconocer
    que es esta una de las obras mejores logradas ; con un notorio y extraordinario
    esfuerzo por parte de todos los integrantes de la misma.
    El canto y la actuacion son realmente asombrosos , como asi tambien la produccion y direccion ,
    que se han manejado , evidentemente , con recursos que han explotado al maximo , tal vez
    gracias al talento e imaginacion de "todos". La musica excepcional y extremadamente recomendable.
    Todos los integrantes del elenco excelentes.
    Lo mejor de los ultimos tiempos en este rubro.
    C.J.M. FORTINI
  • 1




e-planning ad