Jueves, 23 de Febrero de 2017

Opiniones sobre Cuentos que suenan (2)

  • Jueves, 20 de Noviembre de 2014Cuentos que suenan

    Mirando (38)

    Es una obra que te lleva a esa dulce infancia, donde todos los sueños son posibles, donde no existen los miedos, donde las preocupaciones consisten en los conflictos entre los personajes.
    Preciosa combinación de actuación y música. Complicidad y diversión, humor para chicos y para grandes.
    Tanto la historia, como la ambientación esta desarrollada con detalles que logran atrapar a chicos y a chicos en cuerpos de grandes.
    Una obra que vale la pena ir con los hijos, con los nietos, con los sobrinos, o simplemente con los padres.
    http://mirandoteatro.blogspot.com.ar/2014/07/cuentos-que-suenan.html
  • Martes, 15 de Abril de 2014Cuentos que suenan

    Lita (18)

    Un espectáculo que atrapa : Cuentos que suenan
    Atrapar ojos y abrir boquitas, eso es lo que logran estos Cuentos que suenan a través de la voz, los gestos y los sonidos que crean en la escena Fernanda Gómez y Erika Brandauer. Los recursos que utilizan son producto, no lo podemos dudar, de una exhaustiva observación del mundo mitad concreto, mitad imaginario de los más pequeñitos; porque a ellos está destinado el espectáculo. Lo sutil, lo medido y pausado genera en las miradas y la curiosidad de los chiquitos una especie de imán que los hace quedar expectante ante lo que ven y escuchan. No se trata de aturdir con sonidos apabullantes, con parlantes que taladran oídos, porque ellos, los chiquititos están empezando a percibir los colores y los sonidos y toda agresión sonora o visual, sin que puedan expresarlo en palabras, les generan miedos. La sutileza y la palabra justa que utiliza Fernanda, el “chifle” o el serrucho que hace sonar Erika, los acercan a sonidos nuevos y novedosos y los mantienen en vilo. Asistí a una función en la no se escuchaba más que un llanto…¡.uno sólo llanto es un triunfo cuando hay tantos “pañaleros” entre los asistentes!, Los relatos sencillos son el hilo conductor del espectáculo: libros blancos y/ o negros, devenidos en blanqui – negros, que muestra Fernanda alternativamente , utilizando el recurso de la repetición que tanto atrae a los espectadores; ¿será blanco o negro, el libro que va a leer Fernanda? finalmente es la mezcla de uno y otro…..El conflicto ante la elección del libro también está presente en la escena. El conflicto, andarivel de la estructura teatral es percibido por el espectador; siempre habrá un conflicto y una resolución en todos los relatos. Se desgranan historias, sencillas, retahilas en la que participan animales solidarios cuyo principal problema es sacar un rabanito de la tierra, o un niño con sentido social cuyo deseo es hacer llover. Espectáculo sutil, repito, agradable y una muy buena puerta de acceso al mundo del teatro para noveles espectadores y un deleite para niños y grandes en general.
    Crónica publicada en Luna teatral 2 -
  • 1




e-planning ad