Domingo, 04 de Diciembre de 2016

Opiniones sobre Mireya... Un Musical de Tango (3)

  • Miércoles, 05 de Marzo de 2014Mireya... Un Musical de Tango

    Eduardo (127)

    La mitica historia de Mireya en un melodrama musical tanguero, que logra entretener y emocionar con muy buena interpretación de Gabriela Bevaqcua que logra con ternura y cierto arrabal componer una entrañable Mirei/ Mireya, bien secudanda actoralmente por el personaje de Miguel y elenco. Puesta efectista pero cautivadora, al igual que la música de Mahler. Muy buena!
  • Domingo, 23 de Febrero de 2014Mireya... Un Musical de Tango

    Raúl (2)

    Dos horas y media de una 'obra' al estilo de los culebrones mejicanos que pasan por al tarde por TV.. Es muy superficial y predecible.. De tango tiene apenas un aire de familia..No se entiende la necesidad de incorporar un personaje homosexual a la obra (amigo de Mireya) ¿qué quizo decir Cibrián? ¿que homosexuales existieron en todas las épocas en contraposición con la idea de que en esa época (1916) prevalecían los malevos? Además este personaje incorpora algunas escenas vulgares y dichos totalmente prescindibles que nada aportan a la obra.
    Adicionalmente, la apacición de escenógrafos moviendo la escenografía de un lado a otro distraen al espectador. En fin, un fiasco.
  • Viernes, 21 de Febrero de 2014Mireya... Un Musical de Tango

    Marcos (2)

    Lamentable. Desde las letras, que no riman, hasta la música, que de tango tiene bien poco.
    Las expresiones están plagadas de anacronismo: 'no seas mala onda', llega a decir un personaje a otro.
    Los actores se ven obligados a decir textos imposibles en los que, por caso, la protagonista expresa que en su soledad desearía ser abrazada por un PULPO... ¿Alguien en su sano juicio puede querer semejante abrazo para paliar su angustia?
    El personaje gay, amigo de Mireya, es una suma de clichés que flaco favor le hace a la comunidad homosexual con su humor ramplón de estudiantina.
    Es uan pena que un teatro como el Alvear destine su dinero a un espectáculo tan pobre y fallido: es hora de que la dupla Cibrián-Mahler sea desenmascarada y que la prensa deje de considerarlos 'intocables'. NO VAYAN a ver semejante papelón
  • 1




e-planning ad