Martes, 28 de Febrero de 2017

Opiniones sobre Narcisa Garay, mujer para llorar (3)

  • Lunes, 05 de Julio de 2004Narcisa Garay, mujer para llorar

    Ricardo (35)

    Un grupo numeroso fuimos a ver esta obra. El edificio del teatro nos sorprende. Qué gran esfuerzo del Complejo San Martín. Un teatro frente al río donado por Quinquela Martín, las filas de butacas con los colores del maestro. Una buena exposición de fotos en el hall.
    Sabía poco sobre Ghiano, ahora sé un poco más, leí sobre él en la revista del Teatro San Martín. Trata de rescatar en los cincuenta al sainete y al grotesco. Y ahora en el siglo 21, en otra vuelta de tuerca, intentamos rescatar a quien rescataba el sainete.
    Al escribirlo ya estoy reflejando el esfuerzo, los mecanismos que hay que desempolvar (pero sin quedar envueltos bajo el irremediable polvo del tiempo).
    Confieso con cierta pena que la obra no me interesó, nunca pude quedar atrapado por esta mezcla entre Madame Bovary (según algunos estudiosos) y Niní (según muchos de nosotros). La actuación es buena, Marita Ballesteros está muy bien (a pesar de ser Narcisa, no tiene tanto protagonismo en esta puesta como lo tiene para el patio del conventillo). El resto del elenco también está muy correcto, el vestuario, la escenografía.
    De cualquier manera, como todo lo que se propone el San Martín es serio, de nivel. Y como dicen algunas espectadoras: el San Martín siempre te asegura un mínimo de calidad...pero el máximo también puede ser posible.
  • Martes, 25 de Mayo de 2004Narcisa Garay, mujer para llorar

    Carmen

    Fui a ver la obra el 21-5-04 realmente me encanto.Una tragicomedia, porque de eso se trata en el Bs.As. de 1920, que bien podria transladarse a las intrigas fde cualquier ser humano de estos dias, sus miserias y debilidades,barbaros los actores, todos de gran talento.Digna de recomendar.
  • Domingo, 16 de Mayo de 2004Narcisa Garay, mujer para llorar

    Margarita (5)

    Fui a ver con expectadtivas esta comedia, pero me resultó... convencional. Había visto aquellas obras de las nuevas tendencias que Roberto Castro dirigía por encargo del San Martín durante los noventa, aunque tal vez haya cerrado aquel ciclo de interés.
    Margarita Laso
  • 1




e-planning ad