Jueves, 08 de Diciembre de 2016

Opiniones sobre Don Chicho (2)

  • Miércoles, 17 de Marzo de 2004Don Chicho

    Leo (2)

    esta obra es un ejemplo de como se debe hacer para no sostener una obra por mas de minutos seguidos.
  • Lunes, 08 de Marzo de 2004Don Chicho

    Escoba (24)

    La puesta de esta obra en el teatro Cervantes me pareció interesante y divertida. La mayoría de los personajes viven en condiciones materiales miserables, y miserables –o ínfimos- son también sus proyectos, sus planes. Antes de la función leí las críticas periodísticas publicadas por La Nación, Página 12 y Crónica (había una más en la cartelera del teatro, pero no llegué a verla); todas ellas aportan elementos interesantes para reflexionar y disfrutar de Don Chicho, dando claves acerca de los personajes y algunas circunstancias centrales en la obra. El contraste entre las opiniones de estos medios, la información que se transmite a los respectivos lectores, pone sobre el tapete que la mirada “desde el teatro” sobre la marginalidad y la desesperanza es conflictiva.

    En cuanto a las actuaciones, me parecieron muy interesantes Quirquincho y Regina, sin quitar mérito a la composición de los demás personajes. El trabajo corporal de Quirquincho, su gestualidad y su dicción, así como el ocasional hieratismo de Regina caracterizan eficazmente a estos personajes desde lo físico.

    La montaña de basura que delimita la vivienda -con su ágil vía de entrada y los huecos, como ventanas por los que escabullirse y reaparecer- es, creo, una metáfora contundente acerca de las insalubres condiciones de vida y también acerca de las estrategias de supervivencia que cada personaje desarrolla. Los hijos y Fifina entran y salen por esos huecos, tal vez los únicos espacios que no han sido cooptados por la viveza de Chicho y la complicidad interesada de Regina.

    La enorme cruz que se yergue por encima del basural más que un decorado representa para mí un personaje mudo y omnipresente, sombra materializada de Don Chicho, pero también de Regina y el cura, mencionado varias veces y que hace su aparición en la última escena.

    Creo que la puesta de Don Chicho es muy buena. Considero que es una obra fácil de seguir y disfrutar relajadamente, que se entiende sin esfuerzo y no deja al espectador agotado o afligido.
  • 1




e-planning ad