Domingo, 04 de Diciembre de 2016

Opiniones sobre As taim gous bai

  • Lunes, 24 de Octubre de 2011As taim gous bai

    Daniel

    As Taim Gous Bai no es una mezcla de irlandés y algún idioma desconocido, sino la fonética escrita en español de As Time Goes By, canción que la mayoría de nosotros conocemos por el filme Casablanca. Y así como As Time Goes By aparece en Casablanca, Casablanca aparece en la escena de As Taim Gous Bai. En este caso, como un elemento indispensable de la obra, al punto de que su acción sincroniza con momentos de la película. La reproducción de Casablanca en el televisor por momentos complica el trabajo de iluminación y lograr la sincronía mencionada en forma precisa agrega lentitud a la presentación de las tres mujeres. The fundamental things apply as time goes by, nos dice la canción del filme desde el escenario, pero en esta parte de la puesta hay momentos en que el tiempo no pasa y lo llevadero de la obra debemos agradecerlo al buen desempeño de las actrices. Hay en esta historia tres mujeres que no están conformes con su vida. No nos sorprende esto, es algo que no contrasta con nuestra experiencia cotidiana; pero sí nos sorprende la fuerza con la que estas mujeres sueñan. Lo que vemos en As Taim Gous Bai es un grupo de mujeres soñando fuertemente por un hombre... y un hombre que aparece en una ventana y entra a la casa. De todas las casas en todos los pueblos de todo el mundo, él entra en la que están ellas y a partir de ese momento disminuyen la experimentación y los titubeos en la obra. Si bien llegan los estereotipos y lugares comunes, es aquí donde la obra levanta, lo cual se ve reflejado en la atención del público. Sabrina Quarneti y Gonzalo Facundo López salen airosos como actriz y director, pero no logran lo mismo en tanto dramaturgos. El texto es desbalanceado, con algunas escenas que bien podrían no estar y otras que se extraña que no estén. Queda desaprovechada la relación que se establece entre dos de los personajes –Ricardo y Catalina– y esto termina en un final inacabado, lo cual no es lo mismo que abierto. El público nota esto, al no aplaudir al finalizar la historia. Afortunadamente, también los realizadores se percatan y nos sorprenden cerrando con un tema musical en vivo, tocado por los mismos actores, aun con el vestuario de los personajes. Quarneti ejecutando su parte en un contrabajo casi el doble de alto que ella y la aniñada Mikulan haciendo sonar una trompeta que llena de sonido el lugar es un trueque efectivo para distraernos y lograr el aplauso, lo cual es mucho más acompasado con música ;-) La obra recurre con frecuencia a la saturación sonora, en ciertos momentos tenemos a los cuatro personajes hablando al mismo tiempo, más el sonido de la película. Esto implica un juego de fuerte contraste con los silencios, que también se da en los tiempos. Este lenguaje se ve perjudicado por los sonidos de conversación y música que llegan desde otros sectores de Ofelia • Casa Teatro, lo cual modifica y repercute negativamente en la recepción de la puesta. Aun con mis observaciones a la dramaturgia y el espacio donde se representa, As Taim Gous Bai fue la mejor de las obras teatrales a las que asistí en septiembre. El vestuario agrada y el elenco hace lo que tiene que hacer. La teatralidad de las actuaciones es saludable a la propuesta y a partir de la entrada de Ricardo la obra se vuelve dinámica y divertida. El precio de las entradas es moderado y, además, el tema del deseo y la falta en el amor (qué sino la falta permite el deseo) no ha pasado de moda desde 1942 a la fecha.
  • 1




e-planning ad