Jueves, 08 de Diciembre de 2016

Opiniones sobre Amentia (3)

  • Jueves, 29 de Septiembre de 2011Amentia

    Mariana (9)

    El año pasado ví Amentia. Me quedo algo pendiente decir: con un lenguaje poéticamente sensible relata la historia de una mujer que no está, de cada una y por consiguiente de todas, al mismo tiempo. La sinopsis de la obra coincide increíblemnte con el acto teatral cuando, por supesto la estás viendo. Entrar en la caja, sumergirte en la luna y el canto para que las escuchemos más.
  • Jueves, 28 de Julio de 2011Amentia

    Lita (18)

    Crónica de espectáculos 2011 Amentia tiene la virtud de oscilar entre la realidad cotidiana y el misterio. Realidad que aparece en el nivel del lenguaje más sencillo, en los retrueques y conversaciones triviales que se intercambian los personajes entre sí. Apelación que también involucra al espectador cuando con las miradas se dirigen a los expectantes participes de una especie de conversación entre amigas que por momento parece no generar conflictos, entrechoques de ideas, opiniones, pareceres. Es que todo es tan, pero tan pedestre que la acción se ralenta, el planteo argumental se diluye, no aparece. Pero el misterio crece, algo trascendental está por suceder. De seres reales devienen en figuras dolientes, eternizadas en un espacio imposible de trascender, literalmente, no trascender, no pasar más allá de unas paredes infranqueables. Existe esa condición de lunáticas obsesivas? Es una metáfora que encierra otras cuestiones? Qué destino le espera a quienes están “en la luna”, que vibran a su conjuro?. Seres diferentes a todos, que no pueden anclar en otra realidad que no sea la propia. Amentia, la ausente decidió por ella misma no sentirse excluida, las cuatro mujeres deciden abroquelarse, abuchearse, como en un útero enorme en la complicidad de una muerte de la que no son culpables. O sí?. Queda la duda, el misterio de una muerte que las hace cómplices de algo que no develan, de algo que del mismo modo para el espectador queda como un enigma. Una puesta en escena sobria, despojada, sin más auxilio que los cuerpos y las voces tenues, apropiadas, sin estridencias, con los tonos justos para expresar angustia o cantar salmodiando un rezo laico. Es teatro poético , la poesía es intraducible, sólo el poeta y quien la recibe palpitan al unísono. Así sentí Amentia,
  • Domingo, 25 de Abril de 2010Amentia

    Gustavo (24)

    Excelente!!!...Muy buenos textos, buenísima al creación del clima y muy buenas actuaciones.Te va atrapando de a poco. Es una obra cortita, que lo deja a uno con ganas de más...Para no perdersela.
  • 1




e-planning ad