Sábado, 10 de Diciembre de 2016

Opiniones sobre El hombre que no duerme

  • Viernes, 28 de Agosto de 2009El hombre que no duerme

    Natalia (56)

    En un preciso equilibrio-innovador por cierto- se aúnan dos formas del arte que comprueban que aún se puede ser original; algo así como la magia de la pantalla que distancia al espectador y la intimidad del teatro que nos envuelve (no es casual la referencia a un reptil)
    Una escenografía estéticamente muy bella describe espacialmente las distancias entre los miembros de esta familia. No basta con un techo para que exista tal institución: son vínculos, construcciones culturales que mutan , se repactan, se destruyen; sobre todo cuando es la muerte –jaque mate- la que se instala, deforma, conforma, digita y casi orgánicamente convoca a los miembros de esta familia-¿todas?- a mentir y a mentirse; a creer a fuerza de pura convicción; a simular frente a lo incómodo de la verdad; a deambular por la vida esperando que sea el turno de la muerte. Hay un manejo extraordinario de los silencios que hablan, comunican, evocando ese texto de otro autor que dice; “el silencio me hace oír lo que pensás”- Iluminada tantas veces como apagada, la casa tampoco duerme; hay ruidos de tristeza, de afecto, hay recuerdos, un presente, y un “hombre que no duerme”. Elogiables actuaciones y ese “no se que” del buen teatro.
  • 1




e-planning ad