Domingo, 22 de Enero de 2017

Opiniones sobre Rey Lear (12)

  • Domingo, 15 de Marzo de 2015Rey Lear

    Federico

    A Shakespeare solo pueden atreverse los ingleses, el resto solo sirve para acercarlo al publico, pero hasta los mejores yankis lo empobrecen. Hagan teatro leido y expliquenlo. nada mas, pues lo deforman.
  • Martes, 06 de Septiembre de 2011Rey Lear

    Lautaro (14)

    Excelente
  • Sábado, 27 de Febrero de 2010Rey Lear

    Andrés (7)

    A mi me pareció muy medida.

    Aunque mi crítica sea conservadora, Alfredo Alcón, Horacio Peña, Roberto Carnaghi son Grandes actores y no hay quien los pueda hundir. Después hay caras de televisión que no están bien ni mal. Realmente uno no va a ver a Shakespeare porque esté Furriel, por ejemplo, pero no quiero desmerecerlo porque no está mal.

    La hija mayor que, ufff, no me acuerdo ni el nombre del personaje ni de la actriz, estuvo a mi gusto muy bien. Muy buena presencia escénica. Muy bien como llevó al personaje.

    La puesta me encantó. Me pareció muy medida. Es una especie de minimalismo pero caro. Y con pequeños cambios insólitos nos van trasladando de un lugar a otro.

    Shakespeare no es lo que mas me gusta ver en teatro. Sin embargo me interesó ver esta puesta. Creo que hay en críticas negativas un interés en boicotear este trabajo. Yo escuché críticas negativas (defenestrantes más que negativas) en academias importantes de teatro y me quedé pensando cual era el motivo por el cual atacar con tanta bronca a esta puesta. De corazón creo que la envidia y los rencores rigen al universo argentino.
    Lo siento, la puesta es maravillosa.
  • Martes, 10 de Noviembre de 2009Rey Lear

    Guillermo

    Las expectativas cifradas –parodiando a Horacio- de una versión de Shakespeare a cargo del dúo Alcón- Szuchmacher me hacían acomodarme en la seguridad de presenciar un buen espectáculo) y digo buen espectáculo y ni siquiera versión o puesta en escena), de lo que se considera una de las obras más complejas del bardo de Avón.
    La decepción fue completa. ¿Cómo hablar de esta mediática puesta en escena sin dejarme llevar por el apasionamiento -del que careció la función- y el exacerbo? Difícil.
    Me tomo una pausa. Para quienes pudimos acceder a otros Lear incluyendo la magnífica interpretación de Ian McKellen bajo la dirección de Trevor Nunn por la Shakespeare Company en Stratford y luego en Londres o para quienes simplemente tuvimos contacto con el texto y conocemos al autor, esta puesta en escena ratifica, primero el daño que la televisión ha causado en Capital Federal al teatro y luego el empobrecimiento que a veces produce la era en que vivimos.
    Comienzo por la dirección: Una puesta exquisita, con elementos del distanciamiento, ágil, atrevida por momentos, pero olvidada de la dirección de actores, apurada para no sobrepasar los tiempos que el público contemporáneo exige. Ninguna situación es explotada actoralmente, ninguna pausa, ningún momento. Las muertes y los desencuentros al igual que los amores y los encuentros se suceden sin pena ni gloria desoyendo las rítmicas que el propio texto nos recuerda a cada instante.
    Una concepción “baja en calorías” olvidada de las connotaciones de una Tragedia de Venganza como esta, que naufraga entre hijas que son crueles sólo porque el texto nos lo infiere, un Edgardo/Furriel expuesto insensatamente en el escenario rodeado de un elenco que está a su altura: frío, apático, desapasionado e infinitamente pequeño y pueril en el universo shakespereano.
    Tema aparte Lear. Las glorias pasadas, los bien merecidos aplausos de otras épocas no alcanzan para construir un personaje de la talla de Lear y Alcón debería saberlo. Recursos técnicos de una voz privilegiada y artilugios del “oficio” conspiran para lograr un personaje comatoso, donde nada lo atraviesa. Y ahí, ese instante sublime donde Lear y Glocester, con quienes el destino se ha cebado hasta el hartazgo, se encuentran y se reconocen, pasa rápido, sin pena ni gloria, para no demorar los 120 minutos a los que estamos exigidos. Un Lear post-moderno donde nos invitan a la forma y no al contenido. Donde sólo nos queda el espectro, la sombra del Shakespeare en los atisbos de su texto.
    Sólo Kent y Edmond (Peña y Gil Navarro) quieren romper ese letargo, lo intentan desesperadamente y nos transforman, por momentos, nos inquietan. Intentan acercarnos el Shakespeare que quedó afuera del Apolo.
    Una dolorosa experiencia que debe tomarse solo como estudio de un sistema de abordar a Shakespeare sin Shakespeare.
  • Lunes, 19 de Octubre de 2009Rey Lear

    Lucia

    Gracias por la excelencia de los actores, imperdible. El mejor regalo del dia de la madre, ir con mi familia a disfrutar del buen teatro.Verlo a Alcon es un Lujo, las actuaciones de Carnaghi, Gil y Furriel siempre tan talentosos, y el resto del elenco se suma a tan prestigiosa obra para gozar a Sheakespeare. ¡gracias por apostar a los grandes clasicos del teatro y hacerlos siempre vigentes!
  • Lunes, 19 de Octubre de 2009Rey Lear

    Lucia

    Gracias por la excelencia de los actores, imperdible. El mejor regalo del dia de la madre, ir con mi familia a disfrutar del buen teatro.Verlo a Alcon es un Lujo, las actuaciones de Carnaghi, Gil y Furriel siempre tan talentosos, y el resto del elenco se suma a tan prestigiosa obra para gozar a Sheakespeare. ¡gracias por apostar a los grandes clasicos del teatro y hacerlos siempre vigentes!
  • Jueves, 01 de Octubre de 2009Rey Lear

    Adrian (8)

    Shakespeare no solo son los personajes protagonicos. Cuando van a pelear con espadas como se debe!!!!, Cuando se va a pagar una entrada de $120 para ver actores llenando el escenario con sangre y darle vida a las criaturas shakespeareanas. Creo que venderle a la gente este mundo minimalista ya paso, quiero sangre , vestuario, produccion!!!!!! por lo que se paga, SI PONEN ACTORES CONOCIDOS y buenos, ESTA BIEN, PERO QUE ACTUEN!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!




e-planning ad