Sábado, 25 de Marzo de 2017

Opiniones sobre Pasionaria (4)

  • Sábado, 18 de Febrero de 2012Pasionaria

    Tito

    Bueno. Merecería reestrenarse
  • Sábado, 03 de Abril de 2010Pasionaria

    Natalia (56)

    “Es el amor. Tendré que ocultarme o que huir. Crecen los muros de su cárcel, como en un sueño atroz. La hermosa máscara ha cambiado, pero como siempre es la única.
    ¿De qué me servirán mis talismanes: el ejercicio de las letras, la vaga erudición, (…) la serena amistad, las galerías de la biblioteca, las cosas comunes, los hábitos, (…), la noche intemporal, el sabor del sueño? Estar contigo o no estar contigo es la medida de mi tiempo. (…) Es, ya lo sé, el amor: la ansiedad y el alivio de oír tu voz, la espera y la memoria, el horror de vivir en lo sucesivo.(…)” Jorge Luis Borges

    Pasionaria. Flor de la pasión. Pasión: Sufrir o sentir dice el diccionario; como si fuera lo mismo. Comparten rasgos semánticos; intensidad, dominación de la voluntad, perturbación de la razón. Pasión de ánimo: nostalgia. Aquí la clave, el irremediable regreso del dolor.
    En consonancia con la leyenda de esta flor, la obra recuerda al mundo la belleza de sufrir. Algunos rastros de Jesús están presentes, sutil y armoniosamente señalados. Es insípida la vida sin el otro, es inútil la seducción sin su objeto de deseo, es terco, necio e imprudente el desamor. Obstinado es forzarlo, palurdo el intento de hacerlo. Desesperan las lágrimas del solo, obsesionan los besos que fueron dados, oprimen los recuerdos de un lugar común. “(…) Lo malo del después son los despojos (…)”. Pasionaria nos cuenta, hasta el paroxismo, lo patético y ridículo – y no por tal menos real- de la desmesura que la pasión puede alcanzar. En un escenario desbordado de recuerdos se impone el amor después del amor. Los actores- sin cuyo talento y grandilocuencia esta obra no seria posible- despliegan un caudal de energía que se agradece, nos recuerdan la semejanza del ser; todos hemos estado alguna vez allí; desarmados, desalmados. Si la otredad esta presente o se trata de inteligentes trucos del alter ego no importa, porque la ternura acompaña toda la obra; ya a través de la música, ya a través de sus personajes, ya a través del fútil intento de salvar el amor o aquello que de él nos tocó conocer. Una obra para disfrutar, para reírse, emocionarse, encontrarse.
  • Domingo, 27 de Septiembre de 2009Pasionaria

    Juan (70)

    Comparto la apreciación y la felicitación de Pablo.

    ¡muchos éxitos!
  • Lunes, 21 de Julio de 2008Pasionaria

    Pablo

    Me pareció una obra sencilla, pero con excelentes actuaciones.-
    El comienzo de la obra me resultó muy atractivo, luego hubo cinco minutos en los que pensé que iba a aburrirme pero no, de a poco la actuación empezó a tomar temperatura y empezaron a ganarme. A partir de ahí no dejé de disfrutarla.-
    Uno agradece mucho ver actuación, y de la buena.-
    Así que gracias y ojalá sigan a sala llena por mucho tiempo...
  • 1




e-planning ad