Sábado, 16 de Enero de 2016

De Eduardo Gutiérrez, Bernardo Carey, Lorenzo Quinteros
Versión teatral de Bernardo Carey y Lorenzo Quinteros, inspirada en el folletín homónimo de Eduardo Gutiérrez. También integra textos de Osvaldo Lamborghini, gestor junto a Quinteros, en los años ’70, de la iniciativa que ahora se lleva a cabo en el Teatro-Estudio EL DOBLE. Eduardo Gutiérrez (1851-1889) escribió “HORMIGA NEGRA”, entre otros folletines como “Juan Moreira”, “Juan Cuello”, “El Tigre de Quequén”, Gutiérrez escribía sobre la realidad. Tan real era su literatura que tanto Moreira como Cuello o como Guillermo Hoyo, alias “Hormiga Negra”, fueron gauchos históricos, no ideales, y tuvieron oportunidad de leer los episodios escritos sobre sí mismos. Leyenda, realidad, testimonio escrito, anónimas voces populares, van forjando el mito. La agonía del gaucho, su transformación en orillero, finalmente su desaparición de la vida de todos los días, completa el ciclo mítico. El gaucho es hoy una tradición con tres modelos: el gaucho noble y perseguido –como Martín Fierro y Juan Moreira-, el gaucho servicial, alcahuete del patrón –como Don Segundo Sombra- y el gaucho pendenciero, como Hormiga Negra. El gaucho verdadero, “el gaucho que se parece a la vida”, según Borges. Para Lorenzo Quinteros, “este último modelo metaforiza nuestra realidad y contiene una acción dramática fuerte, susceptible de ser teatralizada. El picadero circense escenificó a Moreira y a Cuello. El radioteatro de gira por la campaña bonaerense dio su versión de Hormiga Negra. Intentamos nosotros la nuestra: una mirada violenta y poética, de humor desolado y pícaro que sin dejar sus circunstancias históricas, nos acerque a las nuestras”.

Este espectáculo formó parte del evento: III Festival Internacional de Buenos Aires





e-planning ad