Viernes, 23 de Septiembre de 2016

De Harold Pinter

Se estrena en la Argentina esta pieza que el Premio Nobel escribió originalmente para radio y que la BBC de Londrés realizó para televisión en los '60. En esta puesta de Rubén Sabadini -con traducción de Rafael Spregelburg-, el director puso especial atención en el uso y construcción del espacio, en la transposición de un lenguaje a otro y en el trabajo con los actores. Como todo trabajo de Pinter, la obra plantea más de un desafío de puesta y dramaturgia: trabajar con lo dicho y lo no dicho y con la mentira como mecanismo de poder y supervivencia en un universo en el que nada es lo que parece ser.

Sinopsis
Cuando Walter, un delincuente fracasado, vuelve de la cárcel a la casa de sus tías Annie y Millie a buscar "sus cositas", encuentra su habitación ocupada por una inquilina que trabaja de maestra. Al menos, eso dice ella. Los personajes mienten para sobrevivir o para tener poder sobre el otro. Mienten porque se sienten en peligro. Disfrutan mintiendo y viendo qué efecto produce en el otro esa mentira. La obra fue escrita originalmente para radio y televisión en su estructura existen procedimientos cinematográficos como la elipsis y la principal característica del teatro de Pinter: el uso dramático de la pausa.

Cuenta el director sobre la puesta y la elección de la obra
El grupo de actores me dio dos obras de Pinter para leer. Elegí Escuela Nocturna por el desafío que implicaba para la dirección, ya que fue escrita originalmente para radio y televisión; y se desarrolla en cuatro ámbitos diferentes. Pero por sobre todo, porque era Harold Pinter.
Entonces la pregunta inicial fue ¿Cómo llevar a escena una obra de Pinter de
cuatro ámbitos escrita para televisión en 1960 para el público argentino en 2008? Trabajé sobre dos ejes. Uno es netamente espacial: la escenografía muestra recortes de un comedor, una habitación y un "boliche".
El otro es una premisa para los actores: "Todo puede ser mentira o verdad, el
punto es para qué se miente o se dice la verdad" Fundamentalmente trabajamos una de las principales características de las obras de Pinter: lo dicho y lo no dicho.
Escuela Nocturna pertenece al período de Pinter llamado Comedias de Amenaza , sin embargo cuando le preguntan al autor sobre el género de sus obras, él responde "Es realismo, pero no es realismo".
En esta ambigüedad de sentido esta basada toda la obra:
Nada es lo que parece ser.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad