Viernes, 21 de Octubre de 2016

De Martín Seijo

Producción: TRIRREME

Diez actores
Un texto
Ningún ensayo

A fines del año pasado, a través de un correo electrónico, la Producción convocó a diez actores para actuar en una adaptación de Mientras yo agonizo, una de las grandes novelas de William Faulkner. En otro mail, recibieron el texto y los datos del estreno. Nada más.

El elenco se reunirá por primera vez una hora antes del comienzo de la función. Ni siquiera habrá tiempo para pasar la letra. El vestuario, la escenografía, las luces. todo estará listo. Cuando el público ingrese a la sala, empezará la agonía. ¿Cuál será su duración? ¿Un minuto? ¿Cinco? ¿Diez? ¿Treinta? ¿Cincuenta? ¿Quizá una hora? ¿Hora y media? ¿Dos? Dependerá del oficio de los actores. Como siempre. Como nunca.

Mientras yo agonizo, As I Lay Dying (1930) narra las peripecias de una familia de campesinos del sur de Estados Unidos que intenta cumplir la voluntad de su difunta madre de ser enterrada junto a sus antepasados en un cementerio que queda a más de sesenta kilómetros de su casa.
En relación a esta novela, Faulkner dijo: "Escribirla me llevó sólo unas seis semanas en el tiempo libre que me dejaba un empleo de doce horas al día haciendo trabajo manual. Sencillamente me imaginé un grupo de personas y las sometí a las catástrofes naturales universales, que son la inundación y el fuego, con una motivación natural simple que le diera dirección a su desarrollo"

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad