Jueves, 03 de Noviembre de 2016

De Silvina Sastre

Maria del alma mía, lo otro familiar

".la zona gris.(.) esta infame región de irresponsabilidad es nuestro primer círculo, del que ninguna confesión de responsabilidad conseguirá arrancarnos y en el que, minuto a minuto, se desgrana la lección de la 'espantosa, indecible e inimaginable banalidad del mal'" (Agamben, 1999: 20)

Lo real irrumpe en esta obra de Silvina Sastre en su aspecto autobiográfico. Esta es la historia de su familia, una historia personal que, inevitablemente, se vuelve política.

Dos tipos de textos componen "Maria del alma mía", las cartas familiares que intercambiaban, hermana en Argentina, iniciando una nueva vida, y hermano en España, atravesado y apresado por su contingencia; y el texto de Sastre, que observa desde su mirada contemporánea las palabras y el vínculo de su tío y su abuela.

Entre las múltiples problemáticas que la obra aborda -la identidad individual a la luz de lo social; la patria como territorio construido, etc - quizás la más significativa sea la de la presencia del mismo otro en el seno familiar.

Así como lo planteara Bertolt Brecht en "Terror y miseria en el Tercer Reich", los mecanismo represivos en una sociedad totalitaria alcanzan hasta los más mínimos gestos, los momentos más íntimos, las palabras más secretas.

Sastre se pregunta -y nos pregunta- en este texto sobre su propia identidad, e introduce en la pregunta la misma contradicción, la existencia de aquel pariente que pertenece al otro bando, que su misma existencia pareciera significar justamente, la imposibilidad de construcción identitaria.

Sin embargo las contradicciones también son parte de la identidad.

Este espectáculo formó parte del espectáculo: Teatro x la Identidad, Teatro Roma, Avellaneda

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad