Miércoles, 09 de Noviembre de 2016

De Pablo Berenstein, Ana Luisa Stok

El agua tiene memoria. El agua se transforma, reacciona a vibraciones sutiles y diversas: el sonido en forma de música y palabra, la luz, el color, la palabra escrita y la imagen.
El agua surca por siglos diferentes lugares y arrastra los patrones de cada lugar donde se encuentra.


AGUA es un espectáculo multifacético y multi-expresivo.
De la pintura a la música, de la música a la luz, nuevamente a las imágenes, a la danza. Cada lenguaje creativo fluye y va transfigurándose en cada salto.
Un espacio en permanentes instancias de cambio y mutación donde el silencio, la pausa y el pequeño gesto son parte.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad