Domingo, 16 de Octubre de 2016

De German Akis, Raul Baroni

La presente versión de La casa de Bernarda Alba debe verse en "trasparencias", no solo tratamos de mostrar la superficie de las cosas y de los personajes, sino que utilizamos los "rayos X" del espresionismo, para ajustar la lente en lo sustancial.
El expresionismo nació en Alemania en las primeras décadas del sigo XX. Es una escuela, una tendencia que se opone al impresionismo, basada en resaltar la expresión a modo de radiografía del alma humana para sacar afuera, revelar lo oculto.
Aquí las cinco hijas casaderas de Bernarda Alba, están bajo el cepo de la represión sexual, mental y emocional.
Lo prohibido se respira en el aire, es una presencia ominosa y devastadora pero, a estas mujeres nadie puede extirparles el deseo, el amor y el mas vivo de los impulsos, el sexo, y éste se corporiza en esta puesta a través de hombres totalmente desnudos que simbolizan la libertad y la vida en toda su plenitud.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad