Sábado, 30 de Enero de 2016

Intencionalmente nombramos este proyecto HOMENAJE A MUSCO y PIRANDELLO a fin de rendir homenaje y recordar a estos dos grandes artistas sicialianos e introducir el vasto repertorio del teatro cómico sicialiano, que en los años treinta se había convertido en el repertorio del teatro cómico italiano y europeo.

Musco, actor dionisíaco, renueva el MIMO y la COMMEDIA del ARTE y da vida al mismo tiempo a una máscara por momentos cómica y por momentos grotesca.

Comprometido y endiablado fruto del artesanado y del arte, con gran maestría y genialidad, sin formación teatral previa, conjuga la mejor expresión tradicional, con el ingenio de la vanguardia, el desparpajo del teatro con el preciosismo de los modelos cuidadosamente adquiridos de las interpretaciones más felices y los resultados más expertos.

Musco, actor de riesgo, eximio intérprete del humorismo, actor dramático de singular potencia, máximo exponente del pirandellismo, presente en la escena por más de 50 años, testigo de acontecimientos extraordinarios, amado por el público, vilipendiado por los críticos, cortejado por los autores, endulzado por el poder, Angelo Musco es completamente desconocido y fugazmente recordado en la historia que reconstruye los acontecimientos de teatrales.

ONE MAN SHOW es una catarata de la mejor poesías, del mejor teatro y de las mejores páginas literarias de los máximos autores sicialianos: Martoglio, Musco, Pirandello, Tomasi di Lampedusa, Sciascia y Buttitta.

Todo unido para representar una Sicilia divertida, dramáticas, intrigante y popular.

Las representaciones serán también una buena ocasión para recordar a Angelo Musco, sin el cual nosotros seguros no habríamos tenido seguramente un dramaturgo como LUIGI PIRANDELLO, ya que los primeros éxitos de la carrera como autor teatrale del insigne, Pirandello los recogió gracias a Musco. Después del estruendoso fracaso de su commedia ASI ES (SI OS PARECE), se sintió tan desmoralizado, que por un momento pensó en no escribir más para el teatro; pero Martoglio le suplicó que continuara, y lo convenció que escribiera para Musco el drama PENSANDO EN GIACOMINO que fue exitosamente estrenado en Roma en el Teatro Nacional, el 10 de julio de 1916; y el mismo Musco llevó al triunfo también el otro célebre trabajo pirandelliano: LIOLA y la serie de éxitos continuó también al año siguiente porque en 1917 Pirandello escribió EL GORRO DE CASCABELES para que lo estrenara MUSCO, obra que lo consagró definitivamente como el gran autor dramático y lo encaminó a la obtención del Premio Nobel.

EL GORRO DE CASCABELES marca una hito en la labor creativa del escritor por la temática de la locura, vista no como una enfermedad, sino como un privilegio de la condición humana para lidiar consigo mismo y con el mundo, que impregna todo el teatro del pirandelliano.

Prof. Maria Raffaella Oliveri - Catania 19/03/2007





e-planning ad