Miércoles, 03 de Febrero de 2016

De Carlos Gorostiza

Un hombre huye de la máquina que lo fagocita, para cumplir su sueño. Su tiempo ha pasado, se acerca a su jubilación, - ¿marginación? - y en un esfuerzo desesperado quiere hacer realidad sus quimeras. Es capaz de soñar y desasirse de ataduras. Encerrado en su pieza, se prepara para el imposible triunfo. Sebastián, a pedido de la familia, va a salvarlo. Tuco lo hace enfrentarse a la realidad de lo que cree su liberación, su sueño cumplido.





e-planning ad